Viernes, 27 de Mayo de 2022

Tras unos meses para olvidar debido a la crisis de componentes, que ha obligado a la planta de Stellantis en Figueruelas, la mayor fábrica de Aragón, ha realizar sucesivos parones, parece que la situación va normalizándose poco a poco. La compañía ha confirmado que en febrero se van a ampliar turnos y se reabrirán líneas de montaje.

En concreto, según ha informado la compañía, se van a poner en marcha los turnos de noche de los días 4 y 18 de febrero. Asimismo, está previsto activar las dos líneas de fábrica durante todos los sábados de dicho mes, en turnos de mañana.

Además, la línea 2, que se ocupa del modelo estrella de la fábrica, el Opel Corsa, va a iniciar los turnos de noche, quehabían sido suspendidos, a partir del próximo domingo, 10 de enero. Esto va a ser posible ante el aprovisionamiento de componentes, que permiten una mayor actividad en la fábrica.

Estos anuncios vienen después de que se conociera que Stellantis ha cerrado 2021 siendo el grupo automovilístico que mejor se ha comportado en cuanto a ventas, acaparando el 25,4% de las mismas en España, con un total de 257.191 matriculaciones. Asimismo, el grupo es líder en la venta de modelos eléctricos, entre los que se encuentra el Opel Corsa-e fabricado en Figueruelas, con 15.104 matriculaciones y una cuota del 21,5%.

Está previsto que la planta de Figueruelas reciba, a partir de 2023, la producción del eléctrico Peugeot e-208, actualmente montado en la fábrica eslocava de Trnava. Otro modelo que posiblemente llegue a Figueruelas es el Lancia Ypsilon eléctrico, convirtiéndose la planta zaragozana en la productora de hasta tres modelos con este tipo de motor.

Todo ello será posible si el aprovisionamiento de componentes se va normalizando como apuntan las nuevas informaciones. No obstante, en 2021 la fábrica de Figueruelas perdió más de 300 turnos de trabajo, dejando de producir más de 113.000 coches.

Publicidad