Jueves, 18 de Agosto de 2022

El liderazgo logístico de Aragón, con Plaza casi sin espacio y una ampliación cada vez más urgente en el horizonte, se puede ver incrementado de forma notable con otro gran proyecto: un polígono logístico – industrial de nada menos que 1,5 millones de metros cuadrados, ubicado en la localidad zaragozana de Zuera. Se trata de una iniciativa de Aragón Plataforma Logística, que podría estar en marcha entre 2024 y 2025 y estaría orientada a la implantación de macroempresas y multinacionales que requieren grandes superficies.

El Consejo de Gobierno ha aprobado ya la declaración de inversión de interés autonómico y de interés general de este proyecto, que se desarrollará mediante un Plan de Interés General de Aragón (PIGA). Esta doble declaración, señalan desde el Gobierno de Aragón, permitirá impulsar y reducir los plazos de los procedimientos administrativos necesarios para la tramitación y ejecución del Plan para que esta inversión pueda ser una realidad en un corto plazo.

La inversión económica total para la construcción de la nueva área logística – industrial se estima en unos 28 millones de euros, a los que habrá que sumar el coste de adquisición de las 58 parcelas que conforman dicho terreno. Este proyecto tendrá un relevante impacto económico en las arcas de las administraciones públicas derivado de la adquisición de terrenos y la implantación de servicios y empresas.

Además, desde una perspectiva ambiental, se considera que la concentración de la actividad en un gran centro logístico contribuirá a optimizar la ocupación del suelo y el consumo de los recursos naturales, fundamentalmente hídricos. Por otra parte, el entorno se corresponde con una zona con escasa vegetación natural y está formado en su mayor parte por campos de cultivo de regadío, muchos de ellos sin explotar.

SUPERPARCELAS

Este proyecto surge de la necesidad de incrementar los suelos logísticos en la Comunidad y para ello se va a configurar una plataforma logística de gran superficie y grandes parcelas que permitan atender las necesidades del mercado mundial y de las grandes empresas que requieren superficies cada vez mayores para poder implantar sus proyectos inmologísticos.

El objetivo es dar respuesta a las empresas y operadores logísticos que buscan instalarse en parcelas extensas y que ya han manifestado su interés por implantarse en Aragón. Los operadores demandan parcelas con una superficie superior a los 50.000 m² que permitan la construcción de naves de superficie superior a 30.000 m².

En este sentido, la nueva plataforma logística e industrial permitirá habilitar un espacio que impulse el desarrollo económico de las empresas del territorio, así como la implantación de grandes compañías nacionales e internacionales, dada la valorada situación geoestratégica, próxima y altamente accesible a dos de los principales corredores de mercancías de España: el corredor del Ebro y el del Mediterráneo. El objetivo es impulsar un Corredor Norte Logístico – Industrial en Aragón, que complemente las plataformas logísticas actualmente existentes, muchas de ellas, plenamente ocupadas.

INTERMODALIDAD

El emplazamiento ha sido seleccionado por la situación estratégica de este municipio zaragozano y su comunicación con Zaragoza (a 27 Km) y Huesca (a 40 Km), mediante la autovía Somport-Sagunto, así como por la continuidad a suelos industriales existentes que ya disponen de infraestructuras de servicios, puesto que estará situada al norte del actual Polígono Industrial Los Llanos de la Estación, urbanizado en su totalidad. Se comunicará con el casco urbano de Zuera a través de la N-330.

Por otro lado, la intermodalidad, como condición esencial de una plataforma logística, viene asegurada por la ubicación del área propuesta y sus conexiones tanto por carretera como por ferrocarril. Las parcelas seleccionadas tienen conexión por carretera a través de la A-23, que discurre paralela a la parcela por el lado oeste y comunica con Huesca, potenciando de esta forma el corredor norte hacia Francia, además de comunicar con uno de los principales corredores de España: la autovía que une Madrid con Barcelona.

En este sentido, destaca también la proximidad de la nueva plataforma proyectada con otros nodos de actividad logística como son la zona de Zaragoza, Barcelona (zona Llobregat) y los puertos de Barcelona, Tarragona y Bilbao. En algunas de estas zonas la disponibilidad de suelo es escasa y, en todo caso, a precios poco asequibles, lo que añade una competitividad de gran valor añadido a esta ubicación.

Finalmente, resalta como uno de los puntos fuertes de la localización el ferrocarril, dado que el ámbito está delimitado por dos líneas de tren: una (paralela a la parcela por su lado oeste) que comunica Barcelona y Madrid y otra (en el sur) utilizada exclusivamente para el transporte de mercancías y que cuenta con un apeadero en las inmediaciones de la parcela. Esta conexión directa del ámbito seleccionado con la línea ferroviaria permitirá conectar por tren la ubicación con el Centro Logístico Ferroviario Zaragoza PLAZA, que se encuentra a poca distancia y constituye la mayor terminal de carga de mercancías del sur de Europa.

Publicidad