Sabado, 03 de Diciembre de 2022

La mejor de las noticias en los últimos meses en el contexto económico de Aragón ha sido el buen comportamiento del empleo. La última Encuesta de Población Activa (EPA), publicada en enero, ya reflejaba que la Comunidad se situaba como la segunda con una de tasa de paro más baja a final de año, concretamente de un 9,02%, sólo por detrás del País Vasco.

Aragón ha continuado con esta tendencia y ha cerrado el mes de enero con 61.349 desempleados, un 27,4% menos que en enero de 2021. Además, ha mejorado notablemente el número de contratos indefinidos: en enero supusieron un 15,45% del total, firmándose 35.605, un 15,83% más que en el mismo mes del año anterior.

Esta buena situación del empleo continuará a lo largo de 2022, según apunta el estudio de Perspectivas Empresariales y Coyuntura que elabora ESI Economic Strategies and Initiatives para la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza. La previsión del mismo para 2022 es una tasa de paro media del 8,70%.

Para 2023, el estudio prevé que la tasa de paro podría reducirse hasta el 7,81%, en línea con la media europea. Estos datos mejoraran significativamente las previsiones para España, que son 12,51% en 2022 y 11,27% en 2023.

En el caso aragonés, el buen ritmo de crecimiento del empleo estaría a niveles europeos y mejor que la media española pero estaría lejos del pleno empleo. El presidente aragonés, Javier Lambán, ha insistido en los últimos meses que la comunidad aragonesa estará en condiciones de llegar al pleno empleo en 2024. Una situación que, según el informe económico publicado por la Fundación Basilio Paraíso, estaría lejos de lograrse. El pleno empleo se sitúa en una horquilla del 3 al 6% de desempleo. En el mejor de los casos, Aragón lograría el 7,81% de desempleo el año anterior.

RECUPERACIÓN DEL PIB PREVIO A LA PANDEMIA

Esta evolución positiva se sustenta en el buen comportamiento de la economía. Según el estudio, Aragón casi recuperará los niveles de PIB de 2019 en 2022 (el 99,85%), pero España lo hará en 2023.

La previsión de crecimiento del PIB para 2022 apunta en la actualidad al 5,3% en España y en torno al 5,7% en Aragón, retomando una diferencia positiva que había disminuido en 2021 debido a la crisis y al aumento de precios de suministros clave en la industria.

Respecto a los precios, es de esperar que a partir de la primavera se inicie una senda de retorno a tasas normales de inflación, pero es importante evitar espirales precios-salarios, que serían un gran peligro para la recuperación si se traslada a los tipos de interés, apunta el estudio.

Publicidad