Miércoles, 06 de Julio de 2022

La II fase de la campaña de educación y voluntariado ambiental, “Microplásticos, Macrobasura“, que comenzará en Zaragoza el próximo mes de mayo, está promovida por la Fundación Oxígeno con la colaboración de Ibercaja, para informar sobre el problema de las basuras terrestres y marinas y su repercusión sobre el medio ambiente y la salud de las personas.

Se desarrollará durante los meses de mayo y junio en 12 ciudades de toda España, comenzando en Zaragoza con una jornada de voluntariado ambiental en ríos. En la II fase de este proyecto, desarrollada en 11 provincias durante los meses de octubre y noviembre del 2021, han participado 1.479 voluntarios.

Los impulsores de la iniciativa han recordado que el plástico está presente en prácticamente todos los ámbitos de la vida y aunque tiene, “muchas y muy beneficiosas utilidades”, también ha dado pie a la cultura de “usar y tirar” y miles y miles de toneladas de plástico y microplástico inundan ya los mares, playas y ríos, siendo una “muy grave amenaza” para la economía, para las pesquerías, para la salud del Planeta y de las personas, han alertado.

La Fundación Oxígeno, que cuenta en este proyecto con la colaboración de Ibercaja gracias a sus productos sostenibles y solidarios del “Fondo de Inversión Ibercaja Sostenible y Solidario” y “Plan de Pensiones Sostenible y Solidario”, pone en marcha la segunda fase de esta campaña de educación y voluntariado ambiental dirigida a todos los públicos con el fin de sensibilizar sobre la importancia que tienen los hábitos de consumo –personales y profesionales– para reducir su impacto sobre el medio ambiente.

Entre los datos que han aportado, figura que 90 de cada 100 colillas de tabaco terminan en el suelo, en el río o en el agua; el 80 por ciento del plástico mundial, el 45 por cuento en el caso de España, termina en vertederos al aire libre; sólo el 30 por ciento de los envases de plástico se reciclan en España; 100 millones de toneladas de plástico al año se vierten a la tierra; es 20 veces mayor a la contaminación terrestre que en el mar; el 83 por ciento del agua potable contiene microplásticos; y cada ciudadano ingiere 5 gramos de plástico a la semana.

El objetivo es implicar activamente a la sociedad, en la erradicación de las basuras terrestres y marinas, promoviendo la sensibilización y educación ambiental, junto con la participación ciudadana, como dos herramientas esenciales para preservar el medio ambiente, gracias a las cuales se informará sobre la importancia de la no generación de residuos plásticos, de la economía circular; así como de la necesidad de conectarnos cada vez más con la naturaleza.

Para ello se llevará a cabo una jornada de voluntariado ambiental en la ciudad de Zaragoza, dirigida a todos los públicos, con las siguientes actividades: Recogida de residuos, interpretación ambiental, análisis de agua y construcción de refugios para murciélagos. Esta acción se ha programado para el sábado, 7 de mayo, de 11.00 a 14.00 horas en el río Ebro. El punto de encuentro es junto al chiringuito del Parque Macanaz, situado en el distrito del Arrabal.

Publicidad