Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Hay zonas en Zaragoza que están en plena ebullición inmobiliaria y, gracias a los nuevos proyectos en marcha, pueden resultar atractivas tanto para invertir como para plantearse la adquisición de una primera vivienda. Es el caso, por ejemplo, de la Avenida Navarra, que la reforma planificada, así como los nuevos edificios en marcha la están dotando de un nuevo perfil mucho más atractivo.


Publicidad


Del mismo modo, la anunciada ampliación de Tenor Fleta  va a conectar un distrito tan cercano al centro como es San José con el cinturón, multiplicando su valor gracias además a contar con nuevas infraestructuras para el distrito. Las obras, iniciadas ya el pasado diciembre, tienen un plazo previsto de 12 meses, por lo que este año ya estaría operativa la reforma.

Según anunció el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, la obra va a suponer sumar a la zona un “urbanismo de calidad, que creará nuevas conexiones, mejorará la movilidad de la ciudad y permitirá un desarrollo urbanístico futuro de esta zona, que vendrá de la mano público-privada, y que ayudará a completar las zonas aledañas”.

INTERESANTE DESDE EL PUNTO DE VISTA INVERSOR

El distrito de San José es, a día de hoy, interesante desde el punto de vista inversor, por varios motivos. Según los últimos datos publicados por TINSA respecto al precio de la vivienda, correspondientes al cuarto trimestre de 2020, el metro cuadrado en el barrio se situaba en de media en 1.315 euros, ligeramente por encima que la media en el conjunto de Zaragoza (1.297 euros).

Sin embargo, si en el último año el precio de los pisos en la capital aragonesa ha caído un 6,8%, en el caso de San José sólo lo ha hecho un 0,7%, siendo uno de los distritos donde el valor de los inmuebles está mostrando mayor estabilidad.


Publicidad


Pero hay además un dato revelador: en San José, la rentabilidad bruta del alquiler, es decir, el dinero que se obtendría al poner la vivienda en alquiler en relación a su precio de venta, es de las más elevadas de Zaragoza, en concreto de un 5,1%, cuando la media en la ciudad se sitúa en un 4,7%.

A este detalle se suma que el esfuerzo financiero para la adquisición de un inmueble en el distrito se sitúa en un 10,5%, muy por debajo de la media de la capital aragonesa, que se cifra en un 14,7%. Este dato indica el porcentaje de los ingresos familiares necesarios para el pago del primer año de hipoteca.

Con la reforma de Tenor Fleta, es previsible que el distrito cobre un nuevo impulso que se refleje en el precio de la vivienda, por lo que se trata de un momento a tener en cuenta a la hora de invertir en él.

Publicidad