Sabado, 05 de Diciembre de 2020

El PSOE de Javier Lambán en las Cortes de Aragón ha votado a favor de una iniciativa presentada por Ciudadanos (como han hecho el PP, VOX y el PAR) en la que se insta al Gobierno de España a que no acometa “en este momento de crisis” la derogación íntegra de la reforma laboral de 2012 y que cualquier modificación se lleve a cabo en la mesa de diálogo con los agentes sociales.


Publicidad


Hace pocos días, el PSOE a nivel nacional acordó con Bildu suprimir la reforma laboral aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy. Concretamente, según trascendió, Pedro Sánchez y la Moncloa sí conocían el contenido del pacto con EH Bildu que fue retirado de la posible votación en el Congreso por la polémica abierta en el Gobierno con varios ministros.

Especialmente con la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que lo frenó cuando conoció su literalidad.

EL ‘NO’ DE LAMBÁN

Se trata del primer punto de una proposición no de ley con la que el portavoz de Ciudadanos, José Luis Saz, ha pretendido poner sobre la mesa que abolir la reforma laboral en las tres próximas semanas “generaría muchísima incertidumbre y lesiones económicas de difícil encaje” y que incluso significaría perder uno a dos puntos más en el dato del PIB, “ya de por sí nefasto”.

Podemos-Equo, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida han votado en contra de este punto de la iniciativa. El PSOE se ha desmarcado de lo que han votado sus socios de Gobierno, Podemos y CHA pero que sí ha votado junto al PAR que también forma parte del Gobierno cuatripartito de la Comunidad, por lo que dos de los socios han votado en un sentido y los otros dos, en otro.

El diputado del PSOE Óscar Galeano ha justificado el voto a favor de pedir que se detenga la derogación de la reforma laboral en la necesidad de “dejar trabajar a los agentes sociales con autonomía, margen y responsabilidad” y, al tiempo, avanzar en un cambio del modelo productivo hacia otro “más responsable y justo”.

La iniciativa de Ciudadanos tenía un segundo punto, que ha sido respaldado por todos los grupos excepto IU, que se ha abstenido, en el que se insta al Ejecutivo central a atenerse a la mesa de diálogo en la que participan los agentes sociales para acometer cualquier reforma de la normativa laboral.

Publicidad