Lunes, 08 de Agosto de 2022

En este tiempo donde el consumidor ya es plenamente consciente de la necesidad de cambiar el modo en el que se genera la energía, para ganar independencia frente a otros países como Rusia y poder asumir unos costes razonables, la empresa aragonesa Forestalia ha presentado junto a su socio Bruc su enorme apuesta por las energías renovables en la provincia de Teruel, que reúne unas condiciones óptimas para su implantación.


Publicidad


Forestalia y Bruc están desarrollando un total de 1.522 megavatios (MW) fotovoltaicos en 33 proyectos ubicados en la provincia de Teruel, cuya construcción implicará unos 5.000 puestos de trabajo y una inversión de más de 1.000 millones de euros. Estos proyectos en su conjunto sitúan a la provincia aragonesa al frente de la producción de energías limpias, una vez ha perdido el gran motor que suponía la Térmica de Andorra.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha presidido precisamente en dicha localidad turolense el acto de presentación de los proyectos, en el que también han intervenido el presidente de Forestalia, Fernando Samper, el presidente de Bruc, Juan Béjar, y el alcalde de Andorra, Antonio Amador.

Los 33 proyectos se encuentran en avanzada tramitación, en la inmensa mayoría de ellos ya con sus respectivas autorizaciones ambientales, y beneficiarán a municipios de las comarcas de Andorra – Sierra de Arcos, Bajo Martín, Comunidad de Teruel y Jiloca. En este conjunto, se incluyen ocho proyectos fotovoltaicos para desarrollar en el municipio de Andorra, que suman un total de 378 MW, con una inversión de más de 300 millones.

La construcción de los ocho proyectos de Forestalia y Bruc en Andorra supondrá la generación de más de 1.000 empleos y casi una treintena de puestos de trabajo para su posterior explotación y mantenimiento. Además, Forestalia construirá una novena planta también fotovoltaica en Andorra.

La aportación a la economía local, en impuestos y alquileres públicos y privados, ronda los 2,4 millones al año en Andorra. Los ingresos municipales, de más de un millón de euros al año, ayudarán a paliar la reducción de recursos, consecuencia de la actual coyuntura y de la transición energética, lo que demuestra que la transición justa en Andorra será real, cierta y posible, gracias a la suma de esfuerzos. Andorra, de este modo, se convierte en pionera y protagonista de la primera transición justa que se realiza en nuestro país.


Publicidad


El acuerdo entre Forestalia y Bruc engloba el desarrollo de más de 2.000 megavatios en las provincias de Teruel y Zaragoza, y tiene como precedente las plantas de energía solar fotovoltaica que se construyen en la provincia de Zaragoza, que suman 281 MW y que estarán conectadas a finales de año.

Publicidad