Lunes, 10 de Mayo de 2021

La crisis sanitaria remite poco a poco. Lo que está empezando, en cambio, es la crisis económica que tendrá consecuencias graves en los próximos años. Las restricciones aplicadas para frenar los contagios han supuesto un varapalo a decenas de miles de negocios de múltiples sectores. Las cifras negativas ya se notan en miles de situaciones laborales.

¿Está la comunidad aragonesa preparada para una salida rápida de la crisis respecto a otras autonomías? El portavoz de Economía del PP en las Cortes de Aragón, Javier Campoy, se muestra crítico en esta entrevista con HOY ARAGÓN donde plantea dudas sobre el gran reto de reactivar la economía con fondos europeos, reclama una bajada de impuestos que alivie la situación o no entiende el poco tacto con los sectores afectados por parte del Gobierno aragonés.


Publicidad



Publicidad


PREGUNTA. ¿Cómo valora las restricciones a la movilidad y su efecto negativo en la economía que ha implantado Aragón durante la pandemia? ¿Han sido excesivas o razonables?

RESPUESTA. El Gobierno del cuatripartito de Lambán nunca debería habernos obligado a elegir entre salud y economía porque, además, no ha servido para nada: ni se han frenado los casos ni se ha salvado el trabajo. Podían haber seguido el ejemplo de otras Comunidades Autónomas y conciliar ambas para que los trabajadores y los profesionales autónomos no sufrieran una doble crisis. Porque la sanitaria remitirá, pero la crisis social y económica en la que ya hemos entrado durará muchos años.

Debemos comprender que mientras estemos en pandemia, la economía se verá afectada. No hay forma de optar por una o por otra: hay que conciliar ambas sin abandonar ninguna de las dos. Si respiramos pero no comemos, nos morimos igual.

Aragón no ha aprobado ningún plan de autónomos durante la pandemia. ¿A qué cree que se debe?

A una absoluta falta de empatía con los autónomos y de colaboración con la oposición. A la consejera de Economía de Aragón le sucede con los autónomos lo mismo que a Pablo Iglesias con las residencias: ni ha empatizado con ellos, ni los ha visitado, ni les ha ayudado.

Tampoco han escuchado, porque llevamos un año denunciando este problema y presentando iniciativas en las cortes que han sido rechazadas por el cuatripartito sistemáticamente.

El resultado es que mientras regiones como Galicia llevan ya dos planes de rescate, Aragón es la comunidad autónoma que más autónomos perdió porcentualmente en 2020, un 1,6 % del total de los que estaban afiliados en diciembre del año anterior. En total, el año pasado desaparecieron 1.648 puestos de trabajo de autónomos. A falta de ayudas, ruina de autónomos.

El sector de la nieve es uno de los más perjudicados por las restricciones y cierres perimetrales. ¿Está el sector casi hundido para emprender la próxima campaña de la nieve?

Es complicado que el turismo tanto nacional como extranjero que acudía a nuestras pistas y que este invierno ha tenido que marcharse a otras CCAA o a otros países, que sí que han permitido al sector de la nieve trabajar con seguridad, vuelva en el futuro. Aragón ha perdido por estas decisiones más de 150.000 turistas y más de 400.000 pernoctaciones. Todo ello se traduce en más de 150 millones de euros que hemos dejado de ingresar. Y esto va a tener consecuencias incalculables en esas zonas. Se trata de un sector que da empleo a más de 1.300 trabajadores de forma directa y que genera más de 12.000 contratos indirectos.

“Galicia lleva ya dos planes de rescate, Aragón es la comunidad autónoma que más autónomos perdió porcentualmente en 2020”

Otro sector dañado, el ocio nocturno, lleva más de un año sin poder trabajar. 

Llevan más de 377 días cerrados. Aragón es la comunidad en la que más tiempo llevan cerrados y, sin embargo, es la que menos ayudas ha dado. Y sólo han cobrado el 40% de los solicitantes. Aquí se han concedido ayudas de 3.000 euros por empresa cuando en Navarra han sido de 30.000 euros, en la Rioja de 29.000 euros, en Cataluña hasta 40.000 euros y, en la Comunidad Valenciana, de 29.000 euros. Un año después, ni les han recibido, ni hay plan de desescalada, ni nada de nada.

Los efectos de la pandemia se están notando en la economía. Sin embargo, Aragón es una de las comunidades que mejor y antes se recuperarán de la crisis, según varios informes.

Aragón, por las políticas que se llevaron a cabo en su momento, y debo recordar al expresidente del PP Santiago Lanzuela, tiene un sector exportador que bate récords, mes a mes. Y eso a pesar de que el Gobierno de Aragón no ha adoptado ninguna medida especial para favorecerlo ni ha anticipado medidas para situaciones extraordinarias como el Brexit. Es decir, vivimos de rentas. Más en un entorno global de volatilidad extrema como el actual. Ya lo comprobamos en la crisis de 2007.

Y que la economía esté basada en las exportaciones sin adoptar ninguna medida de mejora estructural puede ser pan para hoy y hambre para mañana. Hay que asegurar un corredor central potente y acceso al corredor Mediterráneo para la salida al mercado exterior.

Por otro lado, la falta de agilidad en acometer reformas de calado, nos lleva a conclusiones diferentes a las que apunta. En 2020, en Aragón se han destruido 63 puestos de trabajo cada día, de tal forma que se han perdido 23.100 empleos. Esto es, una caída del 3,91%, que representa el cuarto peor registro del total de Comunidades Autónomas. Aragón está, con estos datos, casi ocho puntos por encima de la media nacional. Así, la tasa de paro se queda, prácticamente, en el 12,5%.

Esta situación, lógicamente también ha afectado al tejido productivo. Aragón cerró 2020 con 125 empresas en concurso de acreedores. Y todos estos datos son por causa de la falta de ayudas del Gobierno de Aragón. Por eso nuestros datos son peores que los del resto de Comunidades de España.


Publicidad


¿Cree que en Aragón es aplicable el lema de Ayuso, ‘Libertad o comunismo’, en el cuatripartito de Lambán?

En los últimos 24 años, todos los partidos políticos se han coaligado en torno al socialismo para evitar que gobernáramos. Solo hubo cuatro años en los que esto no fue así. Y ahora sufrimos las consecuencias: un Gobierno sin ideas ni savia nueva que vive al ralentí. Se necesita aire fresco con ideas para tener el Aragón que nos merecemos. Más libertad y menos cuatripartitos.

“Se necesita aire fresco con ideas para tener el Aragón que nos merecemos. Más libertad y menos cuatripartitos”

¿Es el momento de bajar los impuestos de donaciones, patrimonio y sucesiones en Aragón?

El presidente de Castilla y León acaba de anunciar la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones entre cónyuges y familiares directos. No podemos quedarnos fuera de juego si todas las Comunidades que nos rodean tienen una fiscalidad mejor.

Además, se da la circunstancia que la legislatura anterior se dio un volantazo en materia de presión fiscal. No hay certidumbre ni seguridad jurídica. Y eso es fatal para una Administración.

Lo primero que hizo el cuatripartito cuando comenzó a gobernar fue subir los impuestos de actos jurídicos documentados y el de Transmisiones Patrimoniales, que es el de compra vivienda usada. La que se compran todos los ricos (dice con ironía).

El PP duda de que los fondos europeos para la reconstrucción sean efectivos en Aragón y critica su falta de transparencia. ¿Hay opacidad en las ayudas?

En la medida en que no se ha permitido a la oposición ni a las Comunidades gobernadas por otros partidos políticos ninguna aportación ni control sobre la gestión de los fondos, no sólo no pueden ser eficaces, sino que por definición ocultan cosas. La obsesión por el control por parte del partido socialista ha llamado la atención ya hasta de la Comisión Europea. Y eso, nunca tiene consecuencias favorables.

Luego están medidas como el Real decreto de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19 que es un batiburrillo jurídico que deja fuera a multitud de sectores afectados por la pandemia. Se establece las teóricas ayudas directas, a fondo perdido, a un exclusivo y muy limitado listado de actividades económicas. El Gobierno central ha tenido que rectificar después de que casi una treintena de sectores económicos denunciaran el agravio comparativo que sufrían. Pero van siempre tarde y solo aciertan cuando rectifican.

¿Está Aragón sentando las bases de un potente cambio en su modelo productivo con el aumento de inversiones en logística, la industria agroalimentaria y la industria sanitaria?

Lo que pactamos entre todos los partidos como Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica fue que no se dejaría a nadie atrás y que sentaríamos las bases de una nueva economía productiva. Una de las más potentes del sur de Europa.


Publicidad


Este consenso se ha quebrado en las Cortes por el cuatripartito no aceptando ninguna de nuestras iniciativas. Además se ha apropiado de esfuerzos de otras Administraciones como es el caso del Ayuntamiento de Zaragoza y no tiene una capacidad de interlocución fuerte con el Gobierno como se ha demostrado en el reparto de la financiación de ‘fondos react UE’ o la localización de la empresa de baterías eléctricas.

Aragón tiene mucho potencial en todas esas industrias y muchas más. Podemos ser el motor de la economía verde del Sur de Europa pero necesitamos un gobierno fuerte, ágil y que no tenga complejos en su apoyo a los emprendedores y a quienes generan valor. El sectarismo es mal compañero de viaje y, además, sería necesario dar seguridad a las inversiones.

Publicidad