Sabado, 12 de Junio de 2021

Que la pandemia ha supuesto una nueva gran crisis tras la de 2008 ya nadie lo duda. Sin embargo, existe una gran diferencia entre las dos recesiones: en esta ocasión, el sector inmobiliario no ha sido un lastre sino todo lo contrario: ha espoleado la economía española y, muy especialmente, la aragonesa.

Los datos del INE lo corroboran: la compraventa de viviendas en el mes de marzo en Aragón fue un 44% superior al mismo mes del año anterior. Fueron en total 1.260 operaciones en un sólo mes, lo que demuestra el dinamismo del sector.

A nivel nacional, el auge de las compraventas siguió la misma tónica, aunque en menor medida, con un aumento del 32,4% interanual, según apunta el Instituto Nacional de Estadística. El número de operaciones ascendió a 47.332 en toda España.

UNA HABITACIÓN MÁS Y ESPACIOS ABIERTOS

Pero además de aumentar el número de operaciones en el mercado inmobiliario, también lo hace la búsqueda de inmuebles de mejor calidad, con mayores servicios asociados a la vivienda y con otras características. Así lo indica Fernando Montón, gerente del Grupo Plaza14, promotora de Torre Zaragoza, el edificio de viviendas más alto de la capital aragonesa que ya se levanta en la avenida Navarra.

“Desde el pasado mes de junio, con la desescalada, y hasta diciembre de 2020, las ventas han sido superiores que en el mismo periodo del año anterior”, precisa. Asimismo, “en 2021 seguimos creciendo”. Otro detalle muy revelador es que, de las compraventas tramitadas por la promotora, “no se han producido resoluciones de las mismas por parte de los clientes durante la pandemia”, explica.

Respecto a la tipología de viviendas que ahora busca el comprador, Montón destaca que “tengan una habitación más, ya sea como espacio polivalente o para teletrabajo”. Asimismo, la búsqueda de espacios abiertos se ha convertido en una prioridad, “ya sean bajos o áticos con jardín o grandes terrazas“, apunta el gerente del Grupo Plaza14.

“Nosotros hemos realizado históricamente proyectos basados en grandes terrazas, y esa es una de las razones por las que ahora nos está yendo bien”, indica Montón. Respecto a la eficiencia energética y criterios Passivhaus, su opinión es que “el cliente está interesado pero todavía desconoce en profundidad la materia”.

JUNIO, PUNTO DE INFLEXIÓN

Según informa Ana Marrón, gerente de AEDAS Homes en Zaragoza, la demanda en la ciudad, al igual que en el resto de España, se reactivó significativamente a partir de junio, tras los meses de confinamiento por el COVID-19. Es decir, la pandemia ha sido en algunos casos todo un catalizador para que muchas familias tomen la decisión de cambiar de casa, después de que la vivienda se convirtiera en la prioridad número uno.

Después de tres meses en casa, “muchos fueron conscientes de que su actual vivienda no cumplía con muchas de sus necesidades y comenzaron a buscar inmuebles no tan céntricos, con luz natural, espacios al aire libre como terraza o jardín, estancia para el teletrabajo, superficies más amplias, zonas comunes, medidas de sostenibilidad buscando el ahorro energético, etc”, apunta la gerente.

En este contexto, “la obra nueva ha salido fortalecida de la crisis sanitaria, convirtiéndose en la oferta más atractiva del mercado -especialmente, las viviendas unifamiliares-, al responder mucho mejor que la segunda mano a las nuevas preferencias residenciales de la demanda”, explica.

En AEDAS Homes ofrecen actualmente este tipo cualidades, “por lo no hemos tenido que adaptar nuestra oferta a las nuevas preferencias residenciales del mercado, algo que se ha reflejado en el ritmo de comercialización en toda España”, indica Marrón.

En Zaragoza, la promotora cuenta actualmente con dos edificios en marcha: Casanate, en la avenida Navarra, y Bayeu, junto a Rosales del Canal. Asimismo, la compañía se ha hecho con uno de los grandes proyectos para los próximos años en Zaragoza: la construcción del nuevo Parque Pignatelli.

Durante su último ejercicio financiero anual -cerrado el pasado 31 de marzo-, y pese a la pandemia, AEDAS Homes vendió en toda España 1.537 viviendas a clientes particulares, un 4,6% más que en el anterior ejercicio anual (1.469).

Publicidad