Jueves, 13 de Mayo de 2021

La sociedad pública SODIAR ha aprobado 205 operaciones, por un importe total de 7,4 millones de euros, a través de sus líneas COVID-19 desde que fueron puestas en marcha el pasado año para hacer frente a las necesidades de liquidez generadas por la pandemia. A través de estas líneas, se ofrecen préstamos a pymes, autónomos y entidades de economía social en general y, en concreto, del sector de la hostelería


Publicidad


A ellos va dirigida una de las líneas que, además de permitirles afrontar sus necesidades de circulante, les ofrece apoyo para realizar inversiones como cerramientos de terrazas u otros elementos para hacer frente a la actual situación.

Estas líneas, que cubren las necesidades de las empresas generadas desde la declaración del Estado de Alarma en marzo de 2020, continuarán activas hasta junio de este año. De esta forma, se continúan recibiendo y gestionando solicitudes de financiación de manera ágil y telemática a través de la página web de SODIAR. Estas operaciones no incluyen el cobro de ninguna comisión y su concesión y formalización se realizan de forma rápida.

CUATRO LÍNEAS

Hay cuatro líneas diferentes. La Línea COVID-19 Liquidez está destinada al pago de salarios, alquileres, suministros, obligaciones tributarias y otras necesidades de circulante de las empresas aragonesas. Se articula en torno a préstamos por un importe máximo de 150.000 euros, con un plazo de amortización de tres años (con uno de carencia) y un interés anual entre el 1,5 y el 2,5%.

La Línea COVID-19 Hostelería tiene como objetivo principal el apoyo a este sector aragonés, afectado por las restricciones fijadas para hacer frente a la pandemia. En este caso, además de las necesidades de liquidez ya citadas, cubre inversiones específicas –como cerramientos de terrazas y complementos-, a través de préstamos por un importe máximo de 50.000 euros, con un plazo de amortización de tres años (con un de carencia) e interés anual del 0,5%.

A estas líneas hay que sumar las dos específicas puestas en marcha para financiar inversiones en medidas de seguridad frente al coronavirus y, por otra parte, en materia de digitalización y fomento del teletrabajo. A ambas pueden optar todo tipo de pymes, autónomos y entidades de economía social aragonesas que realicen este tipo de inversiones. En este caso, el importe máximo de los préstamos es de hasta 25.000 y 150.000 euros, respectivamente, con un plazo de amortización de tres años (con un de carencia) y un interés fijo del 0,5% anual.

Publicidad