Miércoles, 20 de Enero de 2021

Los casi 2,4 millones de euros de remanentes del Ayuntamiento de Teruel se van a destinar en su mayoría a ayudas sociales frente al COVID19, tanto para familias como para pequeñas empresas y autónomos, donde se va a invertir 605.000 euros, y a la restauración del cementerio, con 459.776 euros.


Publicidad


Así lo han anunciado este lunes en rueda de prensa telemática la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el primer teniente de alcalde y concejal de Empresas, Autónomos, Comercio y Empleo, Ramón Fuertes, quienes han coincidido en destacar la labor que han realizado desde el equipo de gobierno, junto con el resto de grupos del consistorio, para ponerse de acuerdo en el reparto de estos fondos.

En total, los remanentes del Ayuntamiento de Teruel ascienden a 2.394.457 euros, de los cuales la mayor inversión se ha destinado a la reparación de cubiertas y fachadas de la zona antigua del cementerio, con 459.776 euros, seguida de la urbanización de la calle Los Molinos, con 305.070 euros, y la instalación de un colector un colector de pluviales en la calle del Carmen, por 237.828 euros, en la vertiente de obras.

Respecto a las ayudas frente al COVID-19 para pequeñas empresas y autónomos, destacan los 250.000 euros de subvención para el pago de intereses de los préstamos ICO de empresarios y autónomos y los 225.000 euros para el pago de alquileres e hipotecas de locales, además de 65.000 euros destinados a la campaña de bonos de reactivación económica.

En este sentido, Fuertes ha precisado que el funcionamiento de los bonos será similar al de la anterior convocatoria, con la diferencia de que en esta ocasión tendrá que haber una venta cruzada y, por ejemplo, si un usuario adquiere 50 euros, el Ayuntamiento le ofrecerá 25 euros, con la obligación de gastar una cantidad en comercios de la ciudad y otra en la hostelería.


Publicidad


Para las familias afectadas por la crisis de la covid-19, el consistorio ha destinado 50.000 euros a ayudas en el pago del alquiler y 15.000 a planes de igualdad, prevención del suicidio y vivienda, aunque las condiciones para acceder a estas subvenciones todavía no se han redactado, a la espera de que se publiquen las del Gobierno de Aragón, para que no haya incompatibilidades.

Otras grandes cantidades que contempla el reparto de remanentes son las subvenciones para el transporte público (163.515 euros), la fase 3 de la rehabilitación de los Alfares Hermanos Górriz, (100.000 euros), redacción de proyectos (80.000 euros), expropiaciones (78.986 euros) y la reforma del parque infantil de tráfico (65.090 euros).

Buj ha reconocido que el gasto de los remanentes es “una satisfacción”, porque con ellos se podrán “desatascar” demandas históricas en la ciudad, y ha precisado que las inversiones en obras también son necesarias porque “generan economía”, y repercuten en la creación empleo y en el resto de proveedores.

Publicidad