Sabado, 19 de Junio de 2021

La Terminal Marítima de Zaragoza (TMZ) cuenta ya con una historia con grandes hitos y ha cerrado un 2020 de récord. La plataforma ha operado un total de 3.025 trenes en el último ejercicio frente a los 2.985 con los que cerró 2019. Y eso, en medio de la peor crisis que se recuerda.


Publicidad


Su actividad se ha visto beneficiada en gran medida por el excelente comportamiento de las exportaciones aragonesas durante el pasado año. A pesar de la crisis del COVID, la comunidad registró ventas exteriores por valor de 13.390,4 millones de euros, sólo un 0,6% menos que en 2019, e impulsadas especialmente por los sectores de automoción, alimentación y bienes de equipo.

La buena marcha de la TMZ, unido a su estrecha relación con Mercazaragoza, han sido considerados como un “caso de éxito” que ha provocado que ciudades como Valladolid se fijen en la capital aragonesa para sus proyectos. Así ha ocurrido esta semana con la visita a Zaragoza del alcalde de la ciudad castellanoleonesa, Óscar Puente, que ha querido recoger ideas para el puerto seco que están proyectando.

En el encuentro con su homólogo, Jorge Azcón subrayó las ventajas que van a traer la nueva urbanización y ampliación de instalaciones de la TMZ, que permitirán multiplicar la relación de Zaragoza con distintos puertos de mercancías. El alcalde zaragozano confía en que las obras puedan iniciarse antes de verano.

Esta actuación tiene como principal objetivo facilitar la operación de trenes de 750 metros, así como ampliar el espacio ante la creciente necesidad.

Por otra parte, de cara al futuro, la terminal zaragozana aspira a establecer una nueva conexión con el puerto de Valencia, un proyecto que está supeditado a los avances que el Ministerio de Fomento y ADIF realicen en el corredor Zaragoza-Teruel-Valencia.

Publicidad