Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

No sólo es en Zaragoza. El Pirineo aragonés también está dando muestras de recuperación turística en la primera mitad del verano. Un ejemplo es la localidad de Aínsa, en el Sobrarbe, que desde primavera ya estaba registrando cifras crecientes de viajeros y, ahora, desde su Oficina Municipal de Turismo, ya hablan de cifras equiparables a periodo estival de 2019, antes de la pandemia.

 Publicidad

El municipio pirenaico ha recibido durante el mes de julio un total de 8.709 visitas a los servicios turísticos municipales. Esto se traduce en tan solo un 3% menos en comparación con el mismo mes de 2019, un año que fue especialmente satisfactorio.

Las visitas nacionales han contabilizado un aumento de casi el 20% con respecto a 2019, aunque eso sí, en lo referente al turismo internacional queda reflejado un brusco descenso de más de un 58% a causa de la incertidumbre generada por la pandemia.

Según ha reseñado el alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, “el turismo nacional ha sostenido perfectamente esta primera parte del verano, ayudando a que los establecimientos hayan tenido una alta ocupación durante todo el mes”. A estas buenas cifras, ha añadido, ha contribuido el Festival Castillo de Aínsa, que se ha celebrado durante cinco fines de semana “generando una atractiva alternativa cultural a los viajeros”.

En comparación con las estadísticas de 2020, las visitas a la oficina de turismo han aumentado en un 34,25%, destacando un gran aumento de las visitas nacionales hasta aproximarse a un 44%. El turismo internacional ha sufrido un descenso de un 7,60%, aunque desde la oficina aseguran que esperaban un descenso más acusado.

El total de visitas presenciales durante este mes de julio ha sido de 8.709, de las que más de un 87% son nacionales y cerca de un 13% internacionales. Por otro lado, se han visto reforzadas la atención telefónica y por correo electrónico, un recurso que antes de la pandemia era residual y, que, sin embargo se ha convertido en el complemento perfecto a las numerosas solicitudes de información recibidas en la oficina.

PROCEDENCIA DE LOS VIAJEROS

Acerca de la procedencia de los visitantes españoles, encabezan la lista Madrid, Barcelona, Comunidad Valenciana, Andalucía, País Vasco y Zaragoza. Desde el extranjero predominan Francia, Bélgica, Holanda y Alemania.

Asimismo, se ha notado el aumento de los días de estancia, siendo mayoritario el porcentaje de quienes se quedan entre cuatro y siete días, casi un 50%, y entre dos y tres días, más de un 22%. Aínsa y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido son los asuntos por los que suelen preguntar, aunque también el senderismo, los pueblos con encanto, las zonas de baño y la BTT registran buenas posiciones en el ranking general de intereses manifestados por parte de los turistas.

Desde el Ayuntamiento de Aínsa se espera, tal y como se está observando en los primeros días del mes de agosto, que la temporada veraniega volverá a aproximarse a los máximos históricos de años previos a la pandemia, a lo que va a ayudar sobre todo el turismo nacional.

Publicidad