Domingo, 26 de Septiembre de 2021

El volumen de transacciones del mercado inmobiliario en las zonas de esquí españolas empieza a dar señales de recuperación tras un año en el que la pandemia condicionó el desarrollo de la temporada invernal, según la tasadora Instituto de Valoraciones.


Publicidad


Así, los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana recogidos por la tasadora muestran una recuperación en el número de transacciones de compraventa de vivienda en las provincias de Huesca, Lleida y Granada, que cuentan con las estaciones invernales más importantes de España, con un crecimiento de entre el 11% y el 36% interanual en el tercer trimestre de 2020.

Esa tendencia se mantuvo también en el último trimestre en Huesca que aumentó un 18%, frente al casi 5% de contracción que registró la provincia de Granada, por ejemplo, respecto al mismo periodo de hace un año. Pero, concretamente, en el Pirineo aumentó un 21% por el interés de una zona que crece en atractivo.

Además, según los datos de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña de España (Atudem) que recuerda Instituto de Valoraciones, el número de visitantes cayó un 15% durante la temporada 2019/2020, impactada por la llegada de la pandemia en pleno mes de marzo.

Pese a que los precios de la vivienda en Huesca se comportaron de manera similar a la media nacional durante el año, en los últimos meses sufrieron mayores variaciones porcentuales, principalmente en el municipio de Formigal, en Sallent de Gallego y Panticosa.


Publicidad


En el caso de Formigal junto con Sallent de Gallego, como municipio estrella de la atracción turística y lúdica del Pirineo en los últimos años tanto por el crecimiento urbanístico y por los kilómetros esquiables, se proyecta una mayor construcción con más de 250 viviendas en pocos años. En términos interanuales, Formigal tuvo un crecimiento del 28% en el tercer trimestre de 2020 en el número de transacciones de compraventa de vivienda. Esto supone un crecimiento absoluto que no se veía desde hace más de una década.

La provincia por su parte registró un precio medio por metro cuadrado cercano a los 1.300 euros, por encima del Lérida o Granada. La situación de Formigal es aún más alcista con valores que aumentan hasta los 3.000 euros por metro cuadrado. Panticosa, por su parte, mantiene una media de 2.100 euros de media por metro cuadrado en la compraventa de viviendas.

En cuanto a la demanda extranjera en el mercado inmobiliario de las zonas de esquí españolas, esta se mantuvo en niveles similares a los de un año antes a pesar de las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia.

Según los datos aportados por Instituto de Valoraciones, en el último trimestre de 2020 los extranjeros fueron responsables del 5,6% de las transacciones registradas en Huesca, frente al 3,9% que representaron hace un año.

Publicidad