Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ofrecido su colaboración al sector de la hostelería para facilitar, en la medida de lo posible, la recuperación de su actividad una vez se autorice a la reapertura de cafés, bares, restaurantes, hoteles con más higiene y más seguridad.

El proyecto que está desarrollando el Ayuntamiento de Zaragoza opta por implantar una flexibilidad en la hostelería que esté amparada en una declaración responsable por el propietario. Por ejemplo, por la necesidad de garantizar los criterios sanitarios se implantarán más distancia lo que implica reducir aforos.

Se trata de ser más flexibles con un mayor uso de la vía pública ampliando espacios en las zonas posibles donde la acera lo permita, según fuentes conocedoras de la reunión.


Publicidad


Este viernes se ha celebrado una reunión en la que han participado la consejera del área, Natalia Chueca, la vicealcaldesa, Sara Fernández, y diferentes representantes del sector y de la Cámara de Comercio como José Miguel Sánchez, director general de la Cámara; José Luis Yzuel, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España; José Luis Marteles, presidente de Cafés y Bares; entre otros.

MÁS HIGIENE Y MÁS ESPACIO

Los diferentes colectivos han manifestado su agradecimiento al Ayuntamiento de Zaragoza por la predisposición mostrada en aliviar en lo posible el impacto que la pandemia de la COVID-19 va a producir en el sector de la hostelería y, en consecuencia, del turismo y del comercio en la ciudad.

Todavía se carece de información precisa sobre los plazos y las condiciones que dicte el Gobierno Central para el esperado desescalamiento, momento a partir del cual la ciudadanía pudiera ir recuperando progresivamente cierta normalidad en sus hábitos cotidianos.

En todo caso, sí que existe pleno convencimiento de que dicha recuperación deberá realizarse priorizando las condiciones higiénicas y sanitarias que permitan recuperar la confianza y la tranquilidad de los usuarios.

Las terrazas y los veladores, regulados específicamente por una Ordenanza municipal, pueden convertirse en un elemento clave, ya que incluso se especula, según la citada nota informativa, con la posibilidad de que pudiera iniciarse progresivamente la actividad en ellos antes que en el interior de los establecimientos de hostelería.


Publicidad


El Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con la Cámara de Comercio y a través del área de Servicios Públicos y Movilidad, se ha comprometido a recibir y estudiar las propuestas que aporte el sector, que serán analizadas y posteriormente tratadas en una reunión que tendrá lugar dentro de diez días, aproximadamente.

El planteamiento de trabajo propuesto desde el Ayuntamiento de Zaragoza se articulará en dos fases. La primera, una vez analizadas las propuestas y la posibilidad de su aplicación, tendría un carácter de urgencia y consistiría en la redacción de una circular interpretativa que permitiría flexibilizar algunos aspectos de la actual Ordenanza.

Se trataría de empezar por las terrazas, de buscar una normativa flexible para que no haya mucha demora, de buscar fórmulas de declaración responsable., José Miguel Sánchez.

Además, y de forma paralela, se va a trabajar en una modificación de la Ordenanza actual, en la que se introducirían de manera estable los cambios que se consideren necesarios, que podrían abarcar distintos aspectos más allá de la interpretación que se realice ahora con motivo del estado de alerta. Esto requerirá un trabajo más detallado que, lógicamente, deberá seguir la tramitación legal prevista hasta su aprobación en el Pleno del Ayuntamiento.

Publicidad