Domingo, 26 de Septiembre de 2021

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha presentado este viernes un Plan Urgente de Rescate fiscal con rebajas en torno a 5,2 millones de euros en los sectores del comercio, la hostelería, los hoteles, los espectáculos y el taxi.


Publicidad


Para el comercio y la hostelería, el Gobierno municipal propone una bonificación del 30 por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2021, que afectará a más de 28.500 -incluidos 505 hoteles y 18 de locales de espectáculos- y una rebaja total de 4,5 millones de euros.

Con esta bonificación, que afectará a la cuota líquida del IBI y deberá ser solicitada, el Ayuntamiento se asegurará de que dicha rebaja sea repercutida en el titular del negocio en el caso de que no coincida con el propietario del local.

A ello se suma una rebaja del 50 por ciento en el Impuesto de Circulación para el sector del taxi, que afectará a 1.777 recibos y con el que el Consistorio dejará de ingresar 103.609 euros.

Por último, el Gobierno PP-Cs anuncia una bonificación del 50 por ciento en la tasa de veladores para 2021, que se suma a la ya aprobada para 2020, que afectará a 1.994 recibos y supondrá una merma de más de 500.000 euros en la recaudación.

Se trata, según Azcón, del mayor plan de ayuda fiscal a un sector económico concreto que se ha hecho en la historia del Ayuntamiento de Zaragoza y, en consecuencia, ha pedido apoyo al resto de grupos municipales para que salga adelante por unanimidad.


Publicidad


Estas medidas llegan tras el “nuevo varapalo” que han supuesto para la hostelería y el comercio minorista el paso de Aragón al nivel de alerta 3 a partir del próximo lunes, que implicará restricciones aún mayores para frenar el fuerte incremento de los contagios de COVID-19.

El alcalde ha destacado la inmediatez en la elaboración de las medidas y ha pedido la misma inmediatez al resto de administraciones, en concreto al Gobierno de Aragón, al que ha reclamado “corresponsabilidad fiscal”.

En este sentido, ha reiterado que ya ofreció colaboración al Ejecutivo autonómico en la aplicación de las medidas para contener la pandemia y sigue ofreciéndosela, pero ha recordado que el presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza es de 800 millones de euros, mientras que el de la Comunidad Autónoma ronda los 6.000.

Un esfuerzo, ha proseguido, que se une al realizado en las políticas sociales, ya que quien más ha incrementado las políticas sociales y los servicios públicos en estos “durísimos” meses de pandemia ha sido el Consistorio zaragozano, ha asegurado Azcón, quien ha recalcado también que lo ha hecho, “por desgracia”, sin recibir ayudas de ninguna otra administración.

Por su parte, la vicealcaldesa, Sara Fernández, ha señalado que PP y Cs conforman un gobierno “coherente” en la ciudad y que, al igual que reclama a los ejecutivos central y autonómico que acompañe las medidas sanitarias de ayudas a los sectores afectados, lo que está haciendo ahora es “responder” con estas medidas.

Unas medidas, además, diseñadas a costa exclusivamente de las “maltrechas” arcas municipales, que acumulan una pérdida de ingresos de 90 millones de euros, más el incremento en las ayudas sociales y el coste del mantenimiento de los servicios públicos durante la pandemia, según Fernández.


Publicidad


Este Plan Urgente de Rescate Fiscal se suma así a los 10 millones de euros destinados a microcréditos a los pequeños negocios de la ciudad, la campaña “Volveremos si tú vuelves” para reactivar el consumo en el pequeño comercio, la hostelería y el taxi, y los más de 500.000 euros para la digitalización del comercio y la hostelería de Zaragoza.

Publicidad