Sabado, 22 de Enero de 2022

El número de agresiones, palizas o reyertas se dispara en Zaragoza cada fin de semana. Las últimas 48 horas, han sido las de mayor agitación policial que se recuerda en los últimos años con hasta 10 peleas o agresiones en grupo y cinco denuncias de agresiones sexuales en bares. Es precisamente a las puertas de discotecas o en las zonas de mayor afluencia del ocio nocturno, donde ya es habitual que cada noche haya una reyerta o se propine una paliza por parte de un grupo de jóvenes.

Fuentes de la Policía Nacional aseguran que tras la pandemia se repiten los sucesos del mismo tipo cada fin de semana: “Suelen ser jóvenes que no les preocupan las consecuencias y a partir de las 4 de la mañana las llamadas a la centralita de la Policía se repiten cada 10 o 15 minutos alertando de peleas o robos”. Especialmente, indican las fuentes citadas, donde más se está intensificando la actividad policial es en la zona de la calle Fita. La conocida como ‘zona gay’ y donde se ubican varios locales dirigidos al público LGTBIQ. 

En la madrugada del sábado al domingo, la Policía Nacional tuvo que acudir a la llamada de una joven que avisó de una paliza en la confluencia de la calle Fita con Doctor Cerrada en torno a la 1.00 de la madrugada. Un momento donde los bares o restaurantes aún están cerrando y el ocio nocturno comienza a abrir sus puertas. Según fuentes policiales, la Policía encontró a un joven de 23 años tendido en el suelo y sangrando por la boca tras recibir una paliza por parte de un grupo de menores. En el mismo suceso fue agredida una joven de 18 años. La Policía explica a este diario que sólo ha sido detenido un menor de 17 años por esta agresión y las causas preliminares, apuntan, sería por una “agresión por motivos de homofobia”. El joven, por su parte, continúa ingresado en el Hospital.

En la misma calle, pasadas las 4 de la mañana, ocurrieron dos sucesos similares en los bares destinados al colectivo LGTBIQ. Según las fuentes policiales, se produjo una paliza a una persona de unos 30 años y poco más tarde otro joven fue agredido por varias personas propinándole una paliza en el suelo. En estos dos sucesos no hay todavía detenidos ni se conoce las causas de la agresión.

Publicidad