Viernes, 07 de Octubre de 2022

Armas simuladas, machetes, cuchillos, todo lo que llevaban en Zaragoza capital para enfrentarse en parques de la ciudad o cometer robos con violencia a la salida de bares o discotecas, lo han trasladado a las fiestas populares. “La sensación es extraña; como si nuestras fiestas ya no fueran nuestras”, explica un vecino de Cuarte de Huerva. Según fuentes cercanas al caso consultadas por HOY ARAGÓN, la Guardia Civil podría estar ya en alerta ante la perspectiva de la presencia de pandilleros en las ‘disco móviles’ de localidades zaragozanas. 


Publicidad



Publicidad


Lo cierto es que este mes de agosto la capital ha registrado poco movimiento nocturno y los delincuentes lo saben. Utebo o Cuarte de Huerva han sido los escenarios donde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detectado en estas últimas semanas presencia de posibles miembros de bandas latinas, con la estética característica. Algunos de estos miembros, muchos menores de edad, ya habrían sido identificados.

Su ‘modus operandi’ es habitual en esta época estival. Cogen un autobús de línea y vienen con el dinero justo en el bolsillo para pagar el billete y tomar algo. Se dedican a observar y localizar a personas que consideren ‘presas fáciles’ para cometer pequeños hurtos. el principal objetivo de estos robos en es teléfono móvil y dinero en metálico.

Llegan a las localidades donde saben que se celebran las fiestas patronales el viernes o sábado noche. Lo hacen en grupos de 20 o 30 personas que a su vez se dividen en otros sub grupos de 4 o 5 individuos. La finalidad es repartirse por la zona de ocio para tener más opciones y no ser detectados por la Guardia Civil.


Publicidad



Publicidad


Los que se quedan con el botín nunca son los que cometen el robo. Más bien son los más desconocidos por la víctima, ni siquiera se enfrentan a ella o dejan que les vea, cuentan a HOY ARAGÓN fuentes cercanas a estos hechos. 

EVITAR QUE SE REPITAN LOS ROBOS

El aspecto intimidatorio de estos grupo, su estética, y el hecho de que muchos llevan armas blancas, ha puesto en alerta también a muchos padres de jóvenes adolescentes que jamás, explican, habían vivido en su pueblo una situación similar. “Viene gente de Zaragoza capital y de barrios de la ciudad, pero lo hacen con tranquilidad y para pasarlo bien, nunca con la intención de hacer daño. No estamos acostumbrados a que en nuestra pista de baile se vean estas cosas”, replica otro vecino de Utebo, testigo de estos hechos.

Tras la incautación de algunas armas blancas y machetes en Utebo y la detección de la presencia de estos grupos en Cuarte de Huerva, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad mantienen una especial vigilancia en otras localidades que van a celebrar sus fiestas patronales próximamente, como es el caso de La Puebla de Alfindén.

No quieren que los vecinos salgan solo entre semana, para evitar a estos presuntos miembros de bandas, ni que tengan la sensación de haber perdido parte de la esencia de sus fiestas, las cuales, algunos reconocen, ya no viven con la misma tranquilidad.

Publicidad