Jueves, 11 de Agosto de 2022

La Policía Nacional ha disuelto a lo largo de este fin de semana 17 grupos de jóvenes que hacían botellón en Jaca. Lo han hecho durante el dispositivo especial que se ha puesto en marcha en la localidad con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias frente a la COVID-19, y es que la capital de La Jacetania registra la incidencia más alta de la comunidad, con 1.508 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

Ante estas cifras de contagio, se ha reforzado el número de agentes del operativo con la participación de agentes del Grupo de Controles Móviles de Canfranc, ha señalado la Comisaría Provincial de Huesca en una nota de prensa.

Entre las funciones realizadas, se ha prestado especial atención a las zonas de ocio nocturno, resultando dos establecimientos propuestos para sanción por encontrarse dispensando bebida y comida a las 01.00 horas, un detenido por delito de desobediencia y resistencia a agente de la autoridad, así como cinco personas denunciadas –una por tenencia de sustancia estupefaciente y cuatro por no llevar mascarilla–.

Tras el cierre de los bares, los agentes han vigilado que no se produjeran aglomeraciones y que se mantuvieran las medidas sanitarias previstas, quedando esta zona de ocio despejada a las 01.30 horas. El dispositivo también prestó especial atención a las zonas de ocio nocturno y de mayor afluencia de personas para velar porque se cumplan los aforos, uso de mascarillas y respeto de la distancia social. Asimismo, se ha reforzado el control de aquellas zonas donde pueda realizarse botellón y se vigilará la celebración de fiestas privadas.

Publicidad