Lunes, 10 de Mayo de 2021

El Jurado Popular, compuesto por cinco hombres y cuatro mujeres, ha declarado a Nobert Feher, conocido como Igor el Ruso, culpable del triple asesinato ocurrido en la localidad turolense de Andorra en 2017. Pero falta la sentencia que deberá dictaminar el magistrado Fermín Hernández.

Para esa decisión deberá tener en cuenta un total de 37 hechos planteados en el Objeto del Veredicto por la defensa, por las acusaciones, incluso por el presidente del Tribunal amparado por el artículo 52 de la Ley Orgánica del Tribunal con Jurado. En seis de estos puntos o preguntas que tuvo que resolver el jurado no hubo unanimidad.


Publicidad



Publicidad


Tres de estos hechos, en los que no todos estuvieron de acuerdo, pertenecen a los dieciocho planteados por las acusaciones. Los conocidos como hechos desfavorables al reo, contrarios en este caso a los intereses de ‘Igor el ruso’. En estos tres hechos hubo aprobación por mayoría pero no por unanimidad.

Dos de los nueve jurados no consideraron suficientemente probado que el acusado disparase “repetidamente sobre los agentes sobre la zona de las caderas, glúteos, muslo, fémur o los genitales, con la intención de causar a los mismos, además de la muerte, un sufrimiento mayor”.

Tampoco votaron todos en un mismo sentido en otras dos preguntas planteadas por las defensas de las víctimas y sus familias. Por ejemplo, que Feher sorprendiese y disparase por la espalda a los agentes de la Guardia Civil Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, “sin que tuviesen los agentes tiempo de desenfundar sus armas reglamentarias”.

Uno de los jurados no vio claro este aspecto, ni que el asesino confeso disparase a la zona de las caderas y los glúteos, “no protegidas por los chalecos antibalas que llevaban puestos y que luego les rematase sin posibilidad de defensa”.

LA PREGUNTA SIN RESOLVER: ¿TUVO AYUDA?

Norbert Feher ya ha sido declarado culpable de tres asesinatos con alevosía, de robo con violencia, tenencia ilícita de armas, atentado a la autoridad y pertenencia a organización criminal. El jurado popular no ve excesiva la pena de prisión permanente revisable que en esta próxima semana podría dictar el Presidente del Tribunal.

¿Tuvo Feher ayuda? ¿Cómo llegó a Aragón y por qué? Son preguntas que quedan en suspenso y que solo el acusado, o quizá alguien más, conoce. En otro de los hechos sobre los que tuvo que deliberar el jurado popular, dos jurados no vieron clara la conexión del acusado en Italia con otros presuntos delincuentes con los que podría haber cometido delitos.


Publicidad



Publicidad


“Vino a España en bicicleta”, insiste su abogado; “se exagera cuando se dice que pertenece a un entramado criminal”. Que no estaba en España esperando recibir información de alguien.

Lo que parece una crónica anunciada, por lo menos para el acusado, según su letrado, es el veredicto unánime, y también la sentencia que el magistrado Fermín Hernández pueda dictar esta semana. “Está tranquilo; ya se lo espera”, insiste su abogado en varios medios de comunicación. Se hace justicia en este juicio pero queda un sabor agridulce. La pregunta que cualquier periodista que se sentase frente a él le haría: ¿Por qué estabas en Aragón?

Publicidad