Domingo, 05 de Febrero de 2023

Hace dos días contábamos en HOY ARAGÓN que, de nuevo en el entorno de la localidad turolense de Andorra, la Guardia Civil seguía los pasos de Tomás Cuesta, un delincuente natural de Tarazona.


Publicidad



Publicidad


Según fuentes consultadas de la máxima solvencia, se trataría de un viejo conocido de la Guardia Civil al que desde hace días estaban intentando localizar unidades GRS, el Grupo de Reserva y Seguridad de la Benemérita, para su detención tras una oleada de robos.

La fotografía que un vecino de la zona hizo a Cuesta llevó a los investigadores de nuevo a la zona donde hace cinco años detuvieron a Norbert Feher, ‘Igor el Ruso’, y más recientemente, a otro delincuente conocido como el ‘Rambo de Requena’.

Desde la Oficina de Comunicación de la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza confirman que Tomás y su hermano se encuentran ya detenidos y se están ya instruyendo diligencias para su posible ingreso en prisión. Al parecer ambos hermanos, conocidos delincuentes de Tarazona, se habrían entregado en el Cuartel de dicha localidad zaragozana.

El hermano que fue visto y fotografiado en Josa, Teruel, tras una oleada de robos por la zona, ya contaba con numerosos antecedentes. En total más de un centenar, en su mayoría por robos con violencia e intimidación y hurtos.


Publicidad


En el caso de las Comarca del Bajo Martín y Cuencas Mineras, al parecer refugio de Tomás Cuesta, o escenario para cometer sus nuevos delitos, se habrían confirmado los robos de un vehículo y de aperos y otros utensilios de una nave de Alacón. También se habría denunciado el robo en la sede de la comisión de fiestas de esta misma localidad. En total, podríamos estar hablando de robos por valor de 6.000 euros.

MIEDO ENTRE LOS VECINOS

La detención de estos hermanos, confirmada por fuentes oficiales de la Guardia Civil a HOY ARAGÓN, también se habría publicado en grupos privados de vecinos de los pueblos turolenses en los que se vio por última vez a este delincuente reincidente.

Desde el pasado domingo, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un peligroso delincuente en la zona, y con la posibilidad de que pudiese ir armado, inevitablemente volvieron a aparecer viejos fantasmas de anteriores delincuentes que sembraron no solo el terror y el miedo, sino que dejaron heridos y fallecidos.

Difícil de olvidar el caso de ‘Igor el Ruso’ del que ahora este mes se cumplen 5 años. El asesino serbio se llevó las vidas de dos guardias civiles y de un conocido agricultor de Andorra, José Luis Iranzo. 

Hace dos años se produjo otro caso en el que por suerte no hubo que lamentar víctimas mortales. Otro delincuente, esta vez español, conocido como el ‘Rambo de Requena’, tiroteaba a dos guardias en Muniesa durante su huida por la misma zona que ya frecuentó años antes ‘Igor el Ruso’.

Finalmente, no sin antes ofrecer una fuerte resistencia disparando el arma de fuego que llevaba, el delincuente valenciano fue detenido por agentes de la Guardia Civil, que tuvieron que dispararle en una pierna para poder reducirlo.


Publicidad



Publicidad


Ahora los vecinos del entorno de Andorra, Teruel, respiran más tranquilos al saber que este nuevo delincuente, visto de nuevo en el entorno de sus casas y naves agrícolas, ya está en manos de la Guardia Civil.

Publicidad