Lunes, 08 de Agosto de 2022

La Policía Nacional, La policía Local, los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza, Protección Civil y ahora miembros del Regimiento de Pontoneros -RPEI 12- del Ejército de Tierra se han sumado también a la búsqueda de Karim, el niño de 13 años que desapareció el pasado sábado cuando se bañaba con unos amigos en el río Ebro.

A instancias del Jefe Superior de Policía Nacional en Zaragoza, Juan Carlos Hernández, y de las autoridades competentes, miembros de este regimiento aragonés, especializados y con mucha experiencia en este tipo de labores, van a apoyar a las unidades de buceadores del cuerpo de bomberos para poder localizar al menor que lleva más de 60 horas desaparecido.

CÁMARAS SUBACUÁTICAS

Los integrantes de este Regimiento del Ejército van a aportar en la búsqueda varias cámaras subacuáticas especialmente diseñadas para localizar cuerpos y otros objetos en fondos acuáticos.

A pesar de la densidad del agua del río Ebro, con muy poca visibilidad en determinados tramos, estas cámaras, con detectores muy sensibles, podrían ayudar mucho en la búsqueda de este niño zaragozano. La familia del joven colgaba ayer una fotografía y un número de contacto en redes sociales solicitando colaboración ciudadana tras casi 4 días sin saber nada de Karim.

La búsqueda se hace también por aire con la unidad de drones que, a una altura de 90 metros, capturan imágenes en alta resolución que luego son revisadas y ampliadas al detalle en los parques de bomberos. El menor llevaba una camiseta de color fucsia lo que puede ayudar a localizar esos indicios en las fotografías capturadas por los aparatos de vuelo.

Los drones están sobrevolando el tramo que va desde el embarcadero de la Expo al Puente de La Almozara, un recorrido que también se está haciendo a pie y en lanchas por parte de los voluntarios de Protección Civil. “Estamos utilizando toda la técnica de la que disponemos“, ha comentado en declaraciones a los medios el jefe de Bomberos de Zaragoza, Eduardo Mendoza.

Publicidad