Miércoles, 08 de Febrero de 2023

Cuatro detenciones y una Guardia Civil contusionada. Es el resultado del último episodio de alteración del orden público que ha tenido lugar este fin de semana en Aragón. Si hace unos días escuchábamos como la alcaldesa de Ejea de los Caballeros solicitaba refuerzos con unidades especiales de la Guardia Civil para contener episodios de violencia que venían repitiéndose en este último mes, este domingo volvíamos a conocer otra situación en el municipio de Fraga que llegó a desbordar las previsiones.

Sucedía a la salida de la discoteca fragatina Florida 135. Una multitud de personas atacaba a los guardias civiles que estaban garantizando la seguridad de un evento. “El reducido dispositivo, por la carencia de efectivos, de poco más de diez agentes ha propiciado el ataque de un grupo superior en número, resultando dos agentes heridos y deteniendo la benemérita a tres personas por tráfico de drogas y otras tres por delito de atentado contra los agentes de la autoridad”, explica en un comunicado la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC). Esta sensación de superioridad ha propiciado que los violentos rompiesen las lunas de los vehículos policiales, destrozaran parte del mobiliario urbano e incendiasen una churrería que estaba en el exterior de la discoteca.  

Esta asociación de Guardias Civiles señala también que “cada día es menos atractivo ir destinado a unidades del medio rural en Huesca, lo que provoca que sus cuarteles se encuentren con menos de la mitad de sus efectivos o directamente cerrados”. Añaden que esto se debe a que muchos agentes se encuentran comisionados en otros destinos que “determinados mandos consideran más importantes dejando sin Guardias Civiles a los Puestos de seguridad ciudadana que son el pilar fundamental de la Benemérita y del servicio a la ciudadanía”.

“PODRÍA PASAR MÁS VECES”

Los colectivos de la Benemérita alertan que este incidente en Fraga no es aislado, y podría replicarse en otros puntos de la provincia “como la estación de esquí de Formigal los fines de semana”. Estas mismas fuentes explican que la plantilla total de agentes en Aragón rondaría los 1.000 efectivos, siendo zonas de la provincia de Huesca o de Zaragoza las más afectadas por esta falta de agentes. “En la provincia de Huesca tenemos aproximadamente casi 300 vacantes sin cubrir, con más de 50 comisionados o adscritos a otras unidades. En la actualidad solo los puestos de Monzón y Fraga abren las 24 horas”, añaden. ¿Cómo controlar brotes de violencia como el de Fraga? Según AEGC, pasa por reforzar las unidades de Seguridad Ciudadana. 

Por ello, varias asociaciones instan a la Subdelegación del Gobierno de España a que adopte soluciones urgentes, e invitan a la Subdelegada de Gobierno de Huesca a reunirse con ellos. “Queremos trasladarle un análisis detallado de la situación operativa en la provincia con las carencias y propuestas de solución”, denuncian desde AEGC.  Se da la circunstancia que la plantilla ya fue reforzada en julio de 2021 con 34 nuevos agentes en la provincia de Huesca, pero para este colectivo de agentes de la benemérita, no es suficiente. El abogado de la asociación, Jorge Piedrafita, ya ha anunciado que se presentará como acusación particular contra las personas que agredieron a los agentes en Fraga. 

Publicidad