Jueves, 16 de Septiembre de 2021

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha instado a seguir investigando los atentados terroristas sin resolver, como el del Hotel Corona de Aragón, del que se cumplen 42 años, para arrojar la máxima luz posible y que las víctimas puedan ejercitar la verdad, la dignidad y la justicia. Todas las víctimas se merecen el homenaje porque todas han sufrido la barbarie de una de “las mayores lacras” que han atentado contra la democracia -el terrorismo-, ha remarcado Azcón, quien ha apostillado que las víctimas del Hotel Corona de Aragón son “las grandes olvidadas”.

El suceso que ocurrió el día 12 de julio de 1979 sigue generando dudas sobre el origen y las causas de un supuesto accidente o un atentado intencionado que acabó con la vida de alrededor de 80 personas -no se sabe el número exacto- y más cien personas quedaron heridas. A las 8:15 de la mañana de aquel 12 de julio de 1979, el Hotel Corona de Aragón, de cinco estrellas, estaba prácticamente lleno, ya que muchos de los huéspedes que pasaron allí la noche, iban a asistir a la entrega de despachos de la Academia General Militar. El incendio comenzó en la churrería del edificio, y aunque los bomberos tardaron apenas minuto y medio en llegar, no fue suficiente para evitar la tragedia. El fuego se extendió rápidamente por las distintas plantas del hotel hasta llegar a la azotea.

Las víctimas y sus familiares siguen exigiendo que se reabra la investigación de un suceso ocurrido en la Transición, en una España que acababa de asomarse a la democracia, tras poner en duda que un fuego de tal magnitud fuese causado por ese incendio en la churrería. De hecho, ellos van más allá: piensan que solo el uso de un acelerante como el napalm pudo extenderlo a esa velocidad a las nueve plantas del edificio. Es por ello, que a día de hoy el debate sobre si fue intencionado o no, sigue abierto. El Tribunal Supremo, por su parte, las reconoció como víctimas del terrorismo tras 30 años de espera.

UN ACTO DE HOMENAJE

El Ayuntamiento de Zaragoza celebró este lunes un acto de homenaje y recuerdo a las víctimas del incendio de este hotel de la capital aragonesa, sucedido el 12 de julio de 1979 y posteriormente reconocido como atentado, en el jardín que lleva su nombre, junto al río Ebro. El alcalde ha considerado “imprescindible” el recuerdo de las víctimas del terrorismo para no ceder “ni un milímetro” ante los asesinos”. “Las víctimas del terrorismo siempre van a estar en nuestra mente y en nuestro corazón”, ha añadido, a la vez que ha subrayado que construir la democracia no fue “gratis”, sino que costó “mucho dolor” y unos “sacrificios terribles”.

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Corona de Aragón, María Gracia Roca, ha resaltado que todavía sea una incógnita tanto el número exacto de víctimas como quién cometió el crimen. Ha asegurado que no quieren venganza, pero sí justicia ante “determinados grupos” que quieren “hacerse dueños de lo que es patrimonio común de todos los españoles”. Asimismo, después de recordar a todas las víctimas del terrorismo, en especial a Miguel Ángel Blanco por la proximidad de su aniversario, ha señalado que “si conseguimos que esto sea historia de España”, no se va a olvidar. Al acto han acudido representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Zaragoza, así como la secretaria de las Cortes de Aragón Itxaso Cabrera o el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido.

Publicidad