Martes, 07 de Diciembre de 2021

La denuncia judicial ha sido interpuesta por  el sindicato CNT debido a las posibles lesiones sufridas en el matadero Litera Meat por COVID-19, tanto de trabajadores infectados como de sus familias.

La denuncia está motivada por las imágenes difundidas después del decreto del estado de alarma el pasado 14 de marzo por el Gobierno de España. A su vez, se han presentado dos denuncias ante la Inspección del Trabajo por el sindicato UGT y Comisiones Obreras.


Publicidad


En el caso del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), según un comunicado, ya denunció ante la Inspección de Trabajo, el pasado 24 de marzo, la falta de medidas contra la COVID-19 en la empresa Litera Meat, asentada en el municipio oscense de Binéfar.

Éste es uno de los dos mataderos donde se centra el brote de casos registrados en la localidad, con 263 positivos hasta ahora, tras los primeros 85 detectados del 20 al 24 de abril, a los que se suman 178 tras los test realizados este sábado en Litera Meat. Este martes se realizarán pruebas a los trabajadores del segundo matadero, de la empresa Fribin.

Las tres denuncias presentadas se refieren al incumplimiento del mínimo de 2 metros de distancia entre los empleados, tanto en el puesto de trabajo como en los comedores o vestuarios; al uso compartido de las herramientas y equipos de trabajo; o a la falta de protección en los traslados en autobús al matadero, tanto de ida como de vuelta.

La secretaria general de Industria de CCOO-Aragón, Ana Sánchez, ha explicado que esta denuncia se realizó ante los incumplimientos de “medidas de seguridad mínimas” que presentaba la compañía. Aunque Inspección de Trabajo actuó, “algunas pequeñas medidas se fueron tomando”, pero ha lamentado que no hayan dado el resultado deseado.

“La preocupación que tenemos es que la reactivación de la actividad se pueda producir en condiciones que no asegures la extensión de la pandemia, ayer de hecho había una posible desinfección de la planta que no ha tenido lugar. Desde luego si los elementos de seguridad no se producen llamaríamos a una paralización de la producción hasta que las medidas de protección se pongan en marcha”.

TEST SIN DISTANCIAMIENTO SOCIAL 

La acumulación de trabajadores que se produjo este sábado, cuando se comenzaron a realizar esos test en el matadero de Litera Meat, es una situación para el sindicato CCOO que “la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado logró corregir”.

A su entender, la detección de aproximadamente unos 250 casos, “en su mayoría asintomáticos, en los últimos días, es un porcentaje muy importante” y “no haría falta más dato que éste para entender que se deben poner en marcha medidas drásticas porque las que se pusieron a raíz de la denuncia han sido insuficientes”.

CCOO también ha expresado algunas dudas acerca de los test rápidos que han descartado a trabajadores de la afección del virus “y la breve entrevista posterior” para darlos por definitivamente por no contagiados.

“Después de conocer que un 25 por ciento de la población trabajadora en Litera Meat está afectada por la COVID-19 podemos decir que las medidas de protección tomadas han sido claramente insuficientes, vamos a intentar hablar con Sanidad y resolver el tema porque se puede convertir en un problema de comunidades, ya que el 45 por ciento de los trabajadores de la planta son de Lleida“, ha detallado Ana Sánchez.

Publicidad