Miércoles, 20 de Octubre de 2021

El sindicato JUPOL, mayoritario en el Consejo de la Policía, ha presentado un escrito solicitando la personación como acusación particular en el proceso judicial abierto tras los incidentes del pasado fin de semana, durante la celebración de la Semana Cultural del ‘#Pilar21’.

En concreto se han referido a la actuación de la noche del 11 al 12 de octubre en la plaza de la Justicia de Zaragoza en la que se detuvo a 18 personas por parte de la Policía Nacional y se realizaron varias propuestas de sanción por diferentes infracciones contra la Ley de seguridad ciudadana y por actos de vandalismo, han recordado en una nota de prensa. Las 13 personas detenidas por la Policía Judicial, ya que 5 de las 18 eran menores, durante la madrugada del 11 al 12 de octubre en la plaza del Justicia de Zaragoza por causar, presuntamente, desórdenes en la vía pública tras una batalla campal contra la Policía donde tiraron botellas y barras a los agentes, han quedado en libertad tras prestar declaración en sede judicial. Así lo han indicado este miércoles fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, que han añadido que los 13 detenidos han pasado hoy a disposición judicial.

Desde JUPOL en Aragón, su secretario regional, Christian Risco, ha asegurado que “ante la pasividad del Gobierno frente a los graves incidentes que están ocurriendo tanto en Zaragoza como en otros puntos del territorio español, JUPOL tiene como objetivo terminar con la impunidad de aquellos que, con la ayuda del alcohol, quieren convertir el ensañamiento a nuestros servidores públicos en forma de su diversión”.

En este sentido, JUPOL ha solicitado la personación como acusación popular “para defender a los numerosos policías que tuvieron que intervenir y que haya una instrucción y posterior condena penal ejemplarizante en defensa de nuestra institución, la Policía Nacional”.

Desde esta organización sindical han abundado en que “la pasividad ante estos incidentes y la falta de una respuesta policial, judicial y política contundente no hace más que ahondar en la sensación de impunidad de los violentos y en la pérdida del principio de autoridad de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

UNA BATALLA CAMPAL

A las 3.00 horas de este martes, una llamada ciudadana alertó a la Policía de que este grupo de personas estaba arrancando el letrero de un hotel de la plaza del Justicia y, al llegar una patrulla, el mismo grupo ha lanzado varias botellas a los agentes. La patrulla pidió refuerzos y se desplazaron hasta allí todos los agentes disponibles de la unidad UIP, que ha desalojado y detenido a 13 personas.

La intervención, durante la que se dispararon pelotas de goma para dispersar a los jóvenes, se saldó finalmente con la detención de 13 jóvenes, 5 de ellos menores de edad. La Policía añade en su informe que los incidentes registrados en botellones celebrados en otras ciudades del país tuvieron que tener un “efecto llamada” ya que los investigadores detectaron en las redes sociales mensajes que invitaban “a montarla” igual que en Barcelona.

El detonante de la acción policial fue una llamada realizada sobre 3 de la madrugada desde el Hotel Catalonia, ubicado en la referida plaza, para alertar de que el local era objeto de destrozos en su fachada por parte de grupos de jóvenes, que recibieron a botellazos al vehículo policial desplazado. Instantes después, la Policía Nacional desplegó todas sus unidades disponibles para tratar de dispersar a estos jóvenes por las calles adyacentes, en una acción que se prolongó por espacio de dos horas y durante la que se lanzaron botellas contra los agentes y las fachadas de las casas.

Publicidad