Martes, 04 de Octubre de 2022

La Policía Nacional detectó el pasado 25 de octubre un local dedicado a fiestas privadas de intercambio de parejas o para relaciones sexuales en grupo en la estación Delicias de Zaragoza que incumplía la normativa sanitaria, en plena ola de coronavirus.

Agentes de la Jefatura Superior de Policía, pertenecientes al Servicio de Atención al Ciudadano (SAC), fueron enviados a la estación de autobuses de Delicias, donde al parecer se escuchaba música procedente del interior de un local.

El propio servicio de seguridad de Adif alertó a la sala de operaciones del CIMACC-091 de la procedencia de música del interior de una de las dependencias de la estación. Varias dotaciones acudieron a la llamada, donde en compañía de uno de los vigilantes de seguridad, se personaron en el referido local en el que se estaba realizando algún tipo de fiesta.

Dado el nivel de alerta sanitaria, se accedió al interior para efectuar las comprobaciones oportunas, localizando una barra de bar de unos 2 metros, varias mesas y sofás, así como dependencias separadas por cortinas para los encuentros sexuales.


Publicidad


En el interior del establecimiento se encontraban siete personas, siendo todas ellas identificadas y propuestas para sanción por mantener reuniones que superaban el aforo permitido en un establecimiento de carácter privado, así como al propio establecimiento por permanecer abierto fuera del horario establecido.

La actividad lo desarrollaba una asociación en un local situado en los sótanos de la estación de Delicias, pero en la zona de la estación de autobuses que depende del Gobierno de Aragón.

Publicidad