Miércoles, 06 de Julio de 2022

La salida de prisión de varios de los componentes del coro de los Dominican Don’t Play, entre ellos uno de sus lugartenientes, Juan David Gómez Vallejo, mano derecha de Steven Guarionex Vásquez Montero, alias ‘Biwan‘, líder de la banda latina podría propiciar, según expertos en bandas consultados, luchas de poder. La banda latina se habría reorganizado mientras parte de sus jefes se encontraban en prisión, algo que no ha debido gustar a estos últimos que, nada más salir en libertad de la cárcel de Zuera, han comenzado a protagonizar incidentes para recuperar, presuntamente, su lugar en el organigrama de la banda. 

Mientras ‘Biwan’ continúa en el módulo 10 de la cárcel, fuentes consultadas por HOY ARAGÓN explican que podrían producirse luchas por el dominio del grupo. La policía está muy pendiente de cualquier suceso que pudiese implicar a algunas de las personas que han sido puestas en libertad recientemente.

MAYOR CONTROL EN LAS ‘ZONAS CALIENTES’

En libertad también están los miembros llamados a sustituir a los cabecillas. Investigados por la Policía Nacional, Julio Trenado, alias Julito, Jesús Alfredo Espallargas, alias Pollo y dos de los más activos desde 2014 por sus múltiples antecedentes, Cristian Jeffry Ferreras, alias Machete, y Miguel Díaz de la Cruz, alias Titua. 

Según las mismas fuentes consultadas por este diario, es habitual que cuando los miembros de poder salen de la cárcel intenten recuperar el tiempo perdido. El acuerdo al que llegaron con el juez en la Audiencia Provincial que les ha dado la libertad antes de tiempo, antes incluso de que se hubiesen reorganizado fuera. Pero, al parecer, ya habrían ocupado el status de los ausentes encarcelados.

En esta situación de duda sobre quién ostenta el poder dentro del entramado criminal las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad quieren evitar nuevos conflictos que se podrían reflejar en inseguridad en la calle, y otra vez en las zonas donde supuestamente se mueven más, como es el caso de los barrios de Delicias y San José. Suele ser habitual que sucedan estas cosas, explican a HOY ARAGÓN, y hay que tenerlos controlados.

Publicidad