Sabado, 19 de Junio de 2021

Agentes de la Guardia Civil han denunciado a un mecánico por ejercer su labor sin licencia en una nave agrícola en la comarca de Monegros (Huesca) y saltarse la orden de confinamiento establecida en la declaración del estado de alarma por coronavirus.


Publicidad


Según informa el Instituto Armado, junto al mecánico fue denunciado el propietario del inmueble, que se encontraba en esos momentos en el taller clandestino, habilitado en una antigua nave de cría de pollos en desuso.

La intervención se llevó a cabo la tarde del pasado 31 de marzo por efectivos del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guarda Civil de Huesca, en el marco de los servicios llevados a cabo para garantizar el cumplimiento de la orden de confinamiento.

UN TALLER ILEGAL CUARENTENA

Al realizar una inspección en el interior de la referida nave, los agentes localizaron al mecánico y al propietario del inmueble, y comprobaron que las instalaciones se habían habilitado como un taller ilegal para la reparación de automóviles y maquinaria agrícola.

Las instalaciones estaban dotadas de instrumentación y herramientas profesionales, incluso de una cabina estanca preparada con todo lo necesario para pintar coches.

Además, el mecánico denunciado disponía de un compresor, un generador, una grúa móvil de motores, una carreterilla, y toda clase de herramientas necesarias para llevar a cabo trabajos compatibles con los de un taller.


Publicidad


Los agentes verificaron, además, que no había gestión de los residuos peligrosos y no peligrosos que se generan durante la actividad, tales como baterías, filtros de aceite, aceites usados de motor, garrafas de gasóleos y gasolinas, neumáticos viejos, chatarra piezas en desuso o botes usados de pinturas de todo tipo.

Además, en el momento de la inspección se localizaron tres motocultores agrícolas, tres ciclomotores, una motocicleta y varios aperos agrícolas. El denunciado carecía de las autorizaciones y licencias necesarias para realizar la actividad de un taller de reparación de automóviles, así como para la gestión de residuos.

Al no poder acreditar que ejercía su actividad de manera legal, el mecánico fue denunciado por presuntas infracciones contra la actividad industrial y el medio ambiente. Además, tanto el mecánico como el propietario de la nave fueron denunciados por incumplir la orden de confinamiento por estado de alarma.

Publicidad