Sabado, 25 de Septiembre de 2021

El Grupo de Homicidios de la Policía de la Jefatura Superior de Policía de Aragón está teniendo mucho trabajo últimamente. En apenas un mes se han producido en Zaragoza tres muertes violentas. Dos de ellas tuvieron lugar en el mismo fin de semana. A finales de mayo Jorge, un joven de 19 años, fallecía a las puertas de un bar de la zona de de calle Eduardo Dato tras recibir presuntamente un puñetazo directo en el rostro que le hizo perder el equilibrio y caer desplomado sobre la acera. Sufrió un traumatismo craneoencefálico que apenas cinco horas después le causó la muerte. Sucedía dos semanas después de la derogación del toque de queda en la capital aragonesa.

Durante esos mismos días un hombre acababa con la vida de su pareja, Katia Altamirano, una joven nicaraguense de 35 años que había salido de su país buscando una vida mejor en Zaragoza. Se encontraban juntos en la vivienda pese a que había en vigor una orden de alejamiento, dictada hace escasos meses por una denuncia previa de malos tratos. Recibió numerosas puñaladas por todo el cuerpo que le provocaron la muerte. el presunto agresor se lanzó al vacío desde un quinto piso pero sobrevivió a la caída.

La tercera víctima se llamaba Javier y tenía 71 años. Sucedió el 26 de junio y el presunto autor material de las puñaladas que causaron la muerte a este vecino de Zaragoza fue su hijo, de 41 años. El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón investiga lo ocurrido como un presunto caso de violencia doméstica, ya que víctima y agresor vivía juntos. Al entrar en el piso, los agentes encontraron al hijo ensangrentado y con una navaja en la mano. Se le imputan los presuntos delitos de homicidio y violencia doméstica.

SÓLO UN HOMICIDIO EN EL PRIMER TRIMESTRE

Según el último Balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior y correspondiente al primer trimestre de este año, en Aragón tan solo se había registrado un homicidio doloso o asesinato consumado, por ninguno del mismo periodo de 2020. Por otra parte se han producido en el mismo periodo de tiempo cuatro asesinato en modo de tentativa, dos meses que en el primer trimestre de 2020.

Solo en un mes se han producido el triple de asesinatos violentos que en los tres primeros meses del año. Lo dicho, mucho trabajo para el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Publicidad