Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

“Han rodeado la zona en cuestión de minutos y en plena noche; ninguno nos esperábamos una operación de este calibre”, explicaba un vecino de Utebo en relación a una operación policial que tenía lugar esta pasada madrugada en la que se detenía a tres ‘okupas’, dos hombres y una mujer.


Publicidad


Una operación que nace a raíz de un vídeo donde uno de los jóvenes detenidos exhibe una catana con la que amenaza a los vecinos que se manifiestan contra estos ‘okupas’ dirigiéndose a ellos con esta frase: “ESPERANDO A ESOS QUE ME BUSCAN”.

Al parecer este vídeo, que se hizo viral en las redes, ha sido el detonante de esta operación policial donde se han intervenido, además de la catana con la que el joven amenazaba en el vídeo, dos armas cortas de fuego simuladas

“QUEDAN 4”

A estos tres detenidos se les imputa pertenencia a un grupo criminal, usurpación de bien inmueble, tenencia ilícita de armas, dos delitos de robo con fuerza en las cosas y delitos continuados de defraudación de fluido eléctrico y daños.

Estos dos últimos delitos por los daños ocasionados en diversas ocasiones en las zonas comunes del edificio y tomar de manera ilícita la electricidad para la vivienda.    


Publicidad


La respuesta de los vecinos no se ha hecho esperar. Sorprendidos por un lado por la rápida reacción policial pero inquietos por la situación que están viviendo que, según explican, no ha terminado con estas detenciones.

“Hay un precinto policial en uno de los cinco pisos que estaban ‘okupados’ y ahí no van a poder volver a entrar. Pero quedan cuatro más, así que este miércoles volveremos a la calle a hacer ruido y así seguiremos hasta que se vayan todos”, explica un representante vecinal.

LA OPERACIÓN POLICIAL

Durante el registro los agentes han localizado una catana con su funda y dos armas cortas de fuego simuladas, correspondiéndose con las que el joven portaba en el vídeo. Además se han intervenido cuatro bombines de cerradura nuevos con sus llaves, una báscula de precisión, dos sillones de terraza, un ventilador, un aparato de aire acondicionado portátil, un televisor y tres teléfonos móviles.


Publicidad


De las gestiones practicadas sobre los efectos intervenidos se ha comprobado que varios de ellos procedían de dos robos perpetrados en el mes de agosto en la localidad de Utebo, los cuales han sido reconocidos por sus legítimos propietarios.

La investigación, que continúa abierta, ha permitido determinar que los detenidos formaban un grupo criminal dedicado a la ocupación ilegal de viviendas para después ofrecerlas a otras personas a cambio de recibir una cantidad de dinero que oscilaría entre los 300 y 500 euros.

Publicidad