Miércoles, 18 de Mayo de 2022

“Estamos hartos de estas situaciones; hoy no ha pasado nada pero podría haber sucedido una verdadera tragedia. ¿Vamos a seguir esperando hasta que pase algo grave?”, explica una vecina de la calle de Pignatelli que vive muy cerca del número 67 de esta calle donde han sucedido los hechos.


Publicidad


A primera hora de este domingo dos okupas se encaramaban al tejado del edificio en el que llevan viviendo meses sin que nadie haya tomado medidas al respecto y comenzaban a tirar tejas y otros objetos punzantes a los transeúntes.

En ese momento, avisados por los vecinos se personaban en la zona varias unidades de la Policía Nacional y del cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza. Tras varias horas de tensión conseguían detener a estos dos okupas y a un tercero que amenazaba a los agentes con un destornillador afilado resistiéndose a ser detenido.

Mientras los dos okupas lanzaban objetos a la vía pública varios vecinos les increpaban. “¡Tírate, tírate!”, decía una vecina de la calle mientras los okupas les insultaban y continuaban lanzando objetos desde el tejado.


Publicidad


En esta céntrica calle del Casco Histórico, según los miembros de la Plataforma vecinal, hay seis edificios catalogados como infraviviendas, cuatro de ellas ocupadas desde hace meses. La última vez que la policía intervino en esta calle por orden judicial fue a finales del mes de enero, cuando desalojaron 11 pisos okupas del número 76 de esta misma calle.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HOY ARAGÓN (@hoyaragon)

5 DETENCIONES EN MENOS DE 48 HORAS

A estas tres detenciones hay que sumar otras dos que se producían el sábado en menos de una hora. La primera tras producirse un intento de robo con violencia en la calle Camon Aznar, de nuevo en el entorno de la calle de Pignatelli.

Ambas, tanto la víctima como la autora del robo, prostitutas de la zona que se habían enfrentado y como resultado de dicha pelea la presunta agresora ha acabado con un corte en la mano.

La mujer que presentaba dicho corte ha salido por las calles adyacentes gritando que le habían acuchillado. Los sanitarios han tenido que atenderla tras quedar en el suelo en un estado de semi inconsciencia y posteriormente ha sido detenida y llevada a dependencias policiales.


Publicidad


Casi a la misma hora, en el entorno de la calle Boggiero, donde hace una semana un hombre era reducido con un disparo en la pierna por la policía y detenido tras un tiroteo en plena calle, se producía otra detención. Esta vez una patrulla se llevaba en su coche a un hombre tras increpar a los agentes y resistirse a ser identificado.

La presión vecinal ha llevado a la Delegación del Gobierno a intensificar la presencia policial en la zona.

Esta semana está prevista una nueva reunión entre la plataforma vecinal las autoridades para, entre otras cosas, acelerar la colocación de cámaras de vigilancia en las calles más conflictivas para intimidar todavía más a los delincuentes y evitar nuevos incidentes. “si las instituciones no responden tendremos que responder nosotros de alguna forma porque esto es insufrible”, insiste Óscar Villanueva, portavoz de la Plataforma de vecinos.

Publicidad