Martes, 15 de Junio de 2021

Agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de distrito de Delicias detuvieron el pasado 30 de abril a un varón, H.A.C.A de 54 años como presunto autor de un delito contra la intimidad y otro de descubrimiento de secretos.

Como consecuencia de una denuncia interpuesta por una mujer, los actuantes establecieron una operación de investigación sobre una vivienda en el barrio de las Delicias, donde al parecer un hombre alquilaba de forma ilegal tres habitaciones a mujeres extranjeras y empleando sofisticados dispositivos de vigilancia, realizaba visionados y grabaciones de las mujeres desnudas, aparentemente con fines sexuales.

El presunto autor de los hechos había colocado cámaras ocultas en las habitaciones de las inquilinas, así como en el cuarto de baño y disponía de una instalación temporizada  colocada en la televisión de otra de las mujeres, que controlaba vía wifi desde su móvil.

La denunciante descubrió las cámaras semanas antes por una antigua compañera de piso que le contó que este hombre había instalado aparatos de grabación por toda la casa, pero no se atrevió a denunciarlo ante la Policía ya que en ese momento se encontraba irregular en España.

Una vez regularizada su situación administrativa, la víctima se encaró con el casero recriminándole que sabía que tenía instaladas cámaras por toda la vivienda, reconociéndoselo éste y llegando a ofrecer a la mujer dinero para que no le denunciase, diciéndole que esa tontería la podían arreglar amistosamente entre ellos.

Ante la negativa de la perjudicada, el hombre se puso muy agresivo y rápidamente fue a arrancar todas las cámaras del piso, marchándose con dos bolsas de grandes dimensiones que contenían los aparatos de grabación.

La denunciante llamó entonces al 091, llegando minutos después un indicativo policial que pudo comprobar que había numerosos agujeros en la pared y techos, en los lugares que la víctima les iba indicando que habían estado instalados los dispositivos.

Los agentes, esperaron el regreso del presunto autor en el portal de la vivienda, llegando éste 10 minutos después, siendo en ese momento detenido y posteriormente trasladado a dependencias policiales.

El Grupo de Policía Judicial de Delicias procedió a realizar una entrada en el citado domicilio, interviniendo diverso material electrónico, entre ellos un reloj espía con cámara instalado en el televisor de la víctima y realizando un reportaje fotográfico donde se observaban varios orificios camuflados y ocultos en el baño y otras dependencias.

Horas después el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien decretó su puesta en libertad tras ser oído en declaración, con la obligación de presentarse ante la Autoridad Judicial cuando para ello sea requerido.

Publicidad