Martes, 13 de Abril de 2021

“No he denunciado antes porque tenía miedo”. Durante más de dos años silenció los malos tratos psíquicos y en ocasiones físicos a los que le sometió su padre y que su madre negaba ante la Policía. Fue una amiga de la víctima la que alertó al 091, después de recibir un mensaje por Whatsapp en el que le decía que estaba aterrorizado porque su padre había amenazado con matarle.


Publicidad


Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón entraron en el domicilio situado en el barrio zaragozano de Ranillas sobre las doce de la noche y detuvieron a P.B., de 45 años de edad, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. A este delito hay que añadir el de odio, ya que la víctima declaró a la Policía Nacional que las agresiones de su padre estaban motivadas por su condición sexual.

“Mi madre también es una víctima de violencia de género desde hacía ocho años, cuando vinimos a vivir a España”, explicó el joven a los agentes. “Vivía con miedo por las constantes amenazas y humillaciones en público a las que me sometía; por eso nunca antes me atrevía a denunciar”, añadió.

ESCONDIDO EN UN ARMARIO

Al llegar los agentes al domicilio y tras hablar con la madre y el hijo buscaron al presunto maltratador y fue la víctima quien les dijo donde poder encontrarle. “’Está escondido en casa”, confesó.

Tras unos minutos de búsqueda fue hallado dentro de un armario de limpieza en la terraza contigua de unos vecinos. Los agentes se percataron también de que el detenido tenía además una Orden de Interpol para su detención y extradición por una reclamación judicial internacional de Moldavia por tráfico de drogas.


Publicidad


La Policía lanza un aviso a todos aquellos que en estos momentos estén siendo víctimas de malos tratos físicos o psicológicos por motivos de raza, religión, orientación sexual, creencias o discapacidad. “No permanezcas indiferente ante estos delitos de odio. No tengas miedo y denúncialos lo antes posible. Cuando denuncies, no omitas las palabras concretas y comentarios dichos por el autor. No olvides contar a la Policía Nacional todo lo que creas que es importante, como puedan ser símbolos, anagramas, tatuajes, vestimenta del autor, testigos, etc. Sea lo que sea”.

*Si eres víctima de algún delito de odio, pide ayuda llamando al 091 o a través de la aplicación ALERTCOPS en el botón especifico de delitos de odio.

Publicidad