Sabado, 25 de Septiembre de 2021

Los agentes de Policía Nacional recibían una llamada sobre las 5:00 de la madrugada del pasado sábado. Al llegar a la calle Viriato en el barrio zaragozano de Delicias se encontraban con un auténtico baño de sangre. La víctima les abría la puerta con una puñalada en el pecho, seis en la espalda y otra en el hombro. Se mantenía en pie con dificultad y los agentes llamaron a una ambulancia para que le atendiera inmediatamente.

Según fuentes cercanas al caso, la víctima fue atacada en su domicilio mientras dormía con una mujer. La presunta agresora, ex pareja de la víctima, había estado toda la noche llamándole por teléfono. Según ha explicado la pregunta agresora a los agentes, al no tener respuesta ni contestación alguna se presentó en la vivienda, de  la cual tenía llaves, y tras coger un cuchillo de la cocina y aprovechando que dormía le asestó seis puñaladas en la espalda con el pecho y otra más en el hombro.

POSIBLE MÓVIL PASIONAL

Las mismas fuentes que informaban de esta tentativa de homicidio a HOY ARAGÓN explicaban que la pregunta agresora estaba embarazada y que la otra mujer que en ese momento estaba durmiendo con la víctima al presenciar el ataque salió huyendo y avisó a la Policía Nacional. Algunos testigos describen la escena como un auténtico baño de sangre.

La víctima fue trasladado a un centro hospitalario y se recupera de sus heridas que aunque sean numerosas no son demasiado profundas mientras que la mujer y presunta agresora esperar a ser puesto a disposición judicial. Será la Unidad de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía Nacional quien se haga cargo del caso a partir de ahora.

Publicidad