Sabado, 12 de Junio de 2021

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón han detenido a dos jóvenes, ambos de 21 años, y de nacionalidad rumana, como presuntos autores de delitos de hurto, robo con violencia, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. La detención se produjo el pasado 4 de junio tras una ardua investigación y un dispositivo conjunto llevado a cabo por el Grupo de Hurtos de la Brigada Regional de Policía Judicial junto con la Comisaría de Arrabal.

Desde el pasado 12 de mayo se han recibido más de una docena de denuncias, todas ellas con características muy semejantes en cuanto a víctimas y a modus operandi, perpetrándose la mayoría de hechos en cajeros automáticos de la capital aragonesa, a los que hay que sumar al menos dos en provincias colindantes, uno en Huesca el pasado 23 de mayo y otro en un municipio riojano el día 26 de mayo.

Los detenidos accedían al cajero cuando sus víctimas se encontraban haciendo uso de éste, esperando a que introdujeran el número secreto para operar, momento en el que con la ayuda de una ‘muleta’ se hacían con el poder del teclado del cajero, donde marcaban la cantidad máxima para extracción de efectivo, consiguiendo en al menos trece ocasiones extraer 900 euros.

El total de lo sustraído asciende a 11.700 euros, si bien podían haber aumentado su botín, de no ser por la última de sus víctimas, que se percató de la gran cantidad de efectivo retirado y antes de que los delincuentes pudieran abandonar el cajero, forcejeo con éstos e impidió que consumaran el robo.

Se les imputan trece delitos de hurto, dos delitos de robo con violencia, un delito de falsedad documental, pertenencia a grupo criminal y a uno de ellos, además, atentado contra agente de la autoridad, puesto que cuando estaba ingresado en calabozos, acometió contra uno de los policías encargado de su custodia.

En la mayoría de las ocasiones utilizaban la pericia para hacerse con el botín, aunque no dudaban en arrebatar el dinero violentamente si sus víctimas se percataban de lo acontecido, de ahí la imputación de dos robos con violencia. Los dos detenidos pasaron a disposición judicial durante la tarde del pasado lunes 7 de junio, decretándose el ingreso en prisión para ambos.

Publicidad