Martes, 06 de Diciembre de 2022

María del Mar todavía se estremece al contar lo que le pasó no hace ni una semana cuando paseaba con su perro Elmo por el barrio zaragozano de El Picarral. “Estoy en shock”, repite con insistencia mientras habla en exclusiva con HOY ARAGÓN.


Publicidad



Publicidad


A esta zaragozana de 48 años y madre de dos hijos le relaja pasear a su perro, un can de agua español. Desde que lo adoptó están muy unidos y cuando ella acaba de trabajar acostumbra a dar largos paseos con él. “Al volver a casa después de hora y media pasé por la calle Federico Engels, cerca de una porches donde había un grupo de jóvenes fumando”, recuerda María del Mar

María del Mar ha sufrido numerosas contusiones y daños por la agresión / Cedida

Cuando entró en una zona de césped vio cómo un perro pastor alemán negro se dirigía suelto hacia el suyo. “Venía con clara intención de atacar o morder a mi perro; Elmo se hizo un ovillo y yo intenté protegerle y casi me llevo varios mordiscos en el brazo”, relata.

Mientras intentaba sacar de allí a su perro gritaba al dueño para que le ayudara. “¡Átalo por favor, qué me lo va a matar, átalo!”, insistía constantemente.

“Supliqué incluso que lo atara pero el miraba impasible, con las manos en los bolsillos, como si disfrutara viendo como su perro podía ser capaz de matar al mío”, explica en conversación a HOY ARAGÓN.

En un momento dado, decidió coger su teléfono móvil mientras sujetaba al perro agresor y protegía al suyo para llamar a la Policía.

Le dije, ¡voy a llamar a la Policía si no haces nada! Él se acercó a mí y ya no recuerdo nada más”. María del Mar no lo recuerda porque recibió un violento puñetazo por parte de este joven de 21 años que le dejó inconsciente sobre la hierba.

“¡Menudo puñetazo te ha dado! Me decía una mujer de gafas que me atendió cuando desperté”. 

Fueron varios los vecinos que se acercaron a la mujer, malherida en el suelo, mientras su agresor se marchaba de la escena tranquilamente y con su perro suelto. “La Policía me dijo que me había pegado con intención de hacerme mucho daño, con odio”, replica María del Mar, que todavía está recuperándose del golpe que le ha dejado lesiones graves y por la que fue intervenida quirúrgicamente al tener roto el hueso maxilar y facial. 


Publicidad



Publicidad


“Fue muy desagradable y ahora tengo mucho miedo, tanto que salgo acompañada cada vez que paseo a mi perro de nuevo”. El joven fue detenido por la Policía Nacional, quien prestó declaración y fue puesto en libertad. “Ahora creo que va a venir a buscarme y vivo cohibida”, añade María del Mar.

“LOS CONOZCO DESDE QUE ERAN BEBÉS”

En el momento de la agresión, el presunto agresor estaba acompañado de otros chicos que no reaccionaron ante tal violencia gratuita. “A algunos los conozco de toda la vida, desde que incluso eran bebés”, recuerda la víctima. De hecho cuenta que algún testigo le contó después de uno de estos jóvenes se acercó tras el golpe y la puso de lado para que no se ahogara. “Yo contra ellos no voy; voy contra este chico que siempre lleva a su perro suelto y ya ha tenido otros enfrentamientos violentos. Voy contra la violencia gratuita, contra el odio visceral y la ira. ¿Pero qué está pasando en esta sociedad?” reflexiona.


Publicidad


María del Mar cuenta que tanto ella como su perro han perdido la autoestima y viven con el corazón en un puño. “Voy con la mano en el bolsillo tocando en móvil por si me lo encuentro; no entiendo lo que ha pasado, sobre todo porque podría haber sido peor, podríamos no estar hablando ahora”, se sincera.

Publicidad