Sabado, 19 de Octubre de 2019

El zaragozano Gonzalo Crespo Roche ha obtenido la nota máxima en la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EVAU) del curso 2018/2019, con un 13,995. Una nota altísima teniendo en cuenta que la calificación es sobre 14. Sin embargo, Gonzalo, en declaraciones a HOY ARAGÓN, mantiene los pies en el suelo.

Con tan sólo 18 años, este zaragozano nos atiene por teléfono desde Salou, donde miles de estudiantes celebran el fin de Selectividad. “Lo importante de la nota es el trabajo de estos años pero la buena nota en la EVAU es un plus“, afirma.

Gonzalo, quien todavía no ha decidido qué estudiará, se decanta por Ingeniería Eléctrica, Electrónica o Tecnologías Industriales. Una de las tres son las seleccionadas por el joven estudiante para encarar su futuro laboral.


Publicidad


“Siempre me ha gustado la ciencia pero la tecnología me apasiona”, cuenta Gonzalo. Por lo que, si tuviera que soñar en su trabajo ideal, explica que trabajar en alguna escudería de Fórmula 1 o en la NASA como ingeniero sería “un sueño porque tu trabajo sería muy gratificante”.

No sólo es un estudiante ejemplar en su instituto Pilar Lorengar de la ciudad de Zaragoza. También ha recibido varios premios de música de cámara este año además del Premio Internacional de Interpretación Intercentros Melómano. Su prioridad, según explica, es cursar el grado superior de piano.

En conversación con este periódico, Gonzalo afirma que no hubiera logrado un éxito académico tan importante sin los valores que sus padres le han transmitido. “El valor del sacrificio o del esfuerzo que me han inculcado mis padres han sido muy importantes para que me aplique en el instituto”, explica.


Publicidad


El joven estudiante, después de unos merecidos días en Salou, pretende acercarse por su instituto para agradecer a sus profesores el apoyo que le han prestado, así como para despedirse especialmente de su tutor.