Miércoles, 16 de Octubre de 2019

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado este martes que la deuda de 863 millones de euros va a condicionar el futuro económico de la ciudad, aunque no se van a recortar los presupuestos ni se van a subir los impuestos.

Unas declaraciones que el primer edil ha hecho un día después de que se diera a conocer la auditoría encargada por el Gobierno PP-Cs a la Intervención General del Ayuntamiento de Zaragoza, que revela también que existen 103 millones de euros pendientes de pago.


Publicidad


Y es este “agujero económico” el que más condicionará las acciones futuras del consistorio con medidas de forma inmediata que serán muchas veces “a costa de la inversión”. Como ha manifestado el alcalde, una parte importante de casi 40 millones de euros se solucionará con la adhesión al Fondo de Impulso Local (FIE) aprobada la semana pasada en Gobierno.

Pero las infradotaciones presupuestarias no se podrán solucionar en este ejercicio presupuestario, ha agregado, ya que un agujero económico de 100 millones de euros cuando hay un presupuesto en torno a 750 millones es “un problema muy importante”.


Publicidad


“Es como alguien que cobra 750 euros y tiene una derrama de la comunidad en la que tiene que pagar 100 euros. Pero además es el vecino más endeudado”, ha comparado, tras añadir que el de Zaragoza es el ayuntamiento de España más endeudado por habitante.

Ahora, ha concluido Azcón, toca a su Gobierno de coalición PP-Cs “solucionar la situación económica heredada después de 16 años de izquierdas”.