Miércoles, 26 de Febrero de 2020

Las calles Cuatro de Agosto, Espoz y Mina y Mayor, en el Casco Histórico de Zaragoza, soportan niveles de presión sonora continuos durante la noche que superan los decibelios permitidos en horario nocturno, en algunos casos más de la mitad de las noches del año. Un infierno de cientos de vecinos que sufren estas molestias cada pocos días.

Así lo apunta la plataforma Stop Ruido Casco Histórico ZGZ con motivo de las mediciones que realizan con los sonómetros que han instalado en estas vías y que ahora se completan con uno nuevo en la calle San Jorge con el objetivo de elaborar un mapa del ocio nocturno en las calles que soportan mayores niveles de ruido.


Publicidad


Estos sonómetros audiospook monitorizados, exteriores y homologados, miden cada tres segundos los decibelios que soportan los vecinos de estas zonas saturadas de Zaragoza.

LAS CIFRAS

En la calle Cuatro de Agosto, de 473 noches monitorizadas 239 dan mediciones superiores a las permitidas; en Espoz y Mina, de 293 noches 125 las superan y en la calle Mayor, de 302, 143 dan mediciones superiores a las admitidas.

Ahora, con el nuevo sonómetro instalado en la calle San Jorge, una zona de paso para llegar a otros bares de ocio, se pretende también medir el impacto del llamado ‘Tardeo’, locales que desde las 16 horas sirven copas y música y enlazan con la noche.

Con estas mediciones, la plataforma Stop Ruido quiere demostrar que “más del 50 % de las noches” se superan los decibelios establecidos en los objetivos de calidad ambiental, es decir, superior a los 55 decibelios, y, por tanto, se está produciendo “una vulneración reiterada de los Derechos Fundamentales” además de crear “un grave problema de Salud Pública”.


Publicidad


Este colectivo reprocha al Ayuntamiento de Zaragoza que lleve “12 años ayudando a ciertos locales de ocio a que no cumplan la ley” y “olvida” su deber de realizar un mapa del ruido de la ciudad y aprobar la nueva ordenanza contra el ruido.

Publicidad
No Hay Más Artículos