Miércoles, 21 de Agosto de 2019

La perspectiva de enlazar dos campañas electorales parece que no asusta a los candidatos aragoneses que, no obstante, en el primer día de campaña para las generales del 28 de abril han asumido al dedillo los mensajes de sus jefes nacionales para hablar mucho de España y no tanto de lo que Aragón se juega en estos comicios.

Así, Cataluña, quizá por la cercanía física, se ha asomado a esta campaña el primer día. El PP y Ciudadanos, firmes defensores de la Constitución, han apostado por hablar de la unidad de España en sus primeros mensajes.


Publicidad


El candidato del PP al Congreso por Zaragoza, Eloy Suárez, ha prometido la aplicación “sine die” del artículo 155 de la Constitución hasta que la legalidad se restablezca en Cataluña frente a lo que “está consintiendo” el líder del PSOE, Pedro Sánchez, por el “sillón” de presidente del Gobierno.

El candidato del PP al Congreso por Zaragoza, Eloy Suárez, reparte cintas de la Virgen del Pilar con la bandera de España / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Nada de un 155 “leve”, sino uno que restablezca el clima de “libertad e igualdad” en Cataluña. Solo el PP, ha abundado, defiende la unidad de España.

Por la tarde, le ha replicado al PP en Zaragoza la número dos del PSOE al Congreso por Madrid y vicepresidenta de España, Carmen Calvo, quien ha asegurado que quien ha garantizado la unidad del país ha sido el Gobierno de Pedro Sánchez en un mandato el que el “independentismo no ha cruzado ninguna línea”, frente al referéndum ilegal, ha dicho, celebrado durante el gobierno de Mariano Rajoy.

El argumento de Ciudadanos en este primer día de campaña era la educación, pero pronto el candidato por Zaragoza, Rodrigo Gómez, le ha dado la vuelta a la tortilla para referirse a la necesidad de acabar con el “adoctrinamiento” en las escuelas catalanas que, ha asegurado, afecta “mucho” a Aragón porque tergiversa la historia hablando de “una corona catalanoaragonesa que no existió”.


Publicidad


El candidato de Unidas Podemos al Congreso por Zaragoza, Pablo Echenique, ha abierto la campaña electoral en un pequeño pueblo de la “España vaciada” zaragozano, Aladrén, para reivindicar servicios para el medio rural en aplicación de la Constitución.

Se ha referido al 155, pero por eliminación, ya que su mensaje, he dicho, se basa en el resto de artículos, no solo en el que posibilita limitar la autonomía de las comunidades.