Viernes, 06 de Diciembre de 2019

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha calificado este martes de “absolutos mamarrachos” a los historiadores catalanes que tergiversan y alteran la verdad, una posición que casi siempre “es sinónimo de alteración de la convivencia”.

“Quienes alternan la historia para sobreficciones e inventar naciones que a su vez separan a las comunidades políticas incurren en responsabilidades políticas serias”, ha subrayado el presidente de Aragón, quien ha lamentado que para construir su espuria visión de país recurran a un “vaciado de la historia de la comunidad política de Aragón”.


Publicidad


Lambán ha hecho estas declaraciones antes de la primera reunión de la legislatura del Consejo Asesor para la historia de Aragón, que orienta a la Consejería de Educación en la creación de material curricular y emite informes respecto a lo que se publica sobre la historia de Aragón en la propia comunidad y fuera de ella y que hoy, a su juicio, tiene más fundamento si cabe, dada la evolución de la política en Cataluña.

“Ya vemos a qué consecuencias está llevando lo que algunos aprendices de brujo empezaron a poner en funcionamiento hace algunos años, y que hoy tiene manifestaciones ígneas”, en Barcelona y en otras ciudades de Cataluña, ha insistido Lambán, quien ha puesto como ejemplo de esa tergiversación que pretendidos historiadores catalanes afirmen que Santa Teresa de Jesús, Cervantes, Colón o Elcano eran catalanes.

Esto, ha apuntado, “parecería un chiste de Eugenio”, pero es “una realidad que difunden, apoyan y dan a conocer al mundo entero historiadores catalanes“, que son para Lambán “absolutos mamarrachos” y sirven para dar fundamento a políticos que están “destrozando la convivencia” en Cataluña y el resto de España.


Publicidad


Ha explicado que lo más manido en el caso de Aragón es la definición de la Corona de Aragón como lo que no fue nunca, una confederación catalanoaragonesa, “mentiras” que se difunden desde la Generalitat de Cataluña, incluso en territorios de la antigua Corona que el Gobierno de Aragón ha tratado de deshacer ya en Sicilia, con una exposición, y prevé hacerlo también en Nápoles.

UN CONSEJO PARA DENUNCIAR

Ha destacado, en ese contexto, la utilidad del Consejo Asesor para la historia de Aragón, en concreto por la redacción de informes respecto a libros de texto con “errores manifiestos” no solo en Cataluña, también en Aragón, algo preocupante porque evidencia que la onda expansiva trasciende las fronteras catalanas y que libros de texto de otras comunidades reproducen esos errores “por pura vagancia intelectual”.

Lo que pretende Aragón, ha apuntado, es hacer una “contribución seria”, por profesionales de la materia, para corregir esas tergiversaciones y conducir la historia “al terreno de la verdad”, además de reivindicar “con solvencia” la condición de la comunidad como elemento fundador y nuclear de la Corona de Aragón, que fue elemento constitutivo de la nación española.


Publicidad


En todo caso, espera que la historia dentro de algún tiempo, cuando lo que ocurre en Cataluña pueda juzgarse con perspectiva, diga que el presidente de Cataluña, Quim Torra, y su antecesor, Carles Puigdemont, son “una especie de mal sueño lo más breve posible porque es inmenso el daño que le están causando a Cataluña y a España”


Publicidad


Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos