Sabado, 14 de Diciembre de 2019

Un consorcio de investigadores chinos dotará con 800.000 euros al Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón para poder acceder de forma privada a los datos que este organismo ha desarrollado con el proyecto J-PAS tomados con uno de los telescopios (JST/T250) del Observatorio Astrofísico de Javalambre.


Publicidad


Así lo ha anunciado la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, durante la apertura de la reunión científica internacional de la Red de Infraestructuras de Astronomía que se ha celebrado en Teruel y donde ha explicado que el acuerdo se ha firmado con nueve astrónomos procedentes de seis instituciones chinas (universidades, observatorios y centros de investigación).

LA INVERSIÓN CHINA

Además de un impulso económico al CEFCA, supondrá incorporar a 27 nuevos miembros de estos centros chinos, ya que cada uno puede contar con la colaboración de otros dos participantes temporales, informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Según Díaz, el CEFCA es el “Hawaii aragonés que va a llevar a cabo la misión cosmológica más importante de la próxima década, situando a Aragón a la cabeza mundial de la ciencia y atrayendo talento científico a nivel internacional”.

Una inversión para una de las misiones científicas más importantes de lo que llevamos de siglo, colocando a Aragón en la primera línea investigadora del cosmos con un Observatorio Astrofísico de primer nivel.

Con el título ‘El Universo en 56 colores: ciencia con los primeros datos de J-PAS’, en esta reunión científica se harán públicos los datos de explotación del J-PAS tras tres años y medio de investigación.


Publicidad


El título del encuentro responde al sistema de filtros sin precedente que utilizará la cámara JPCam del telescopio Javalambre Survey Telescope, JST/T250, con el que han sido tomados los datos que se van a conocer desde hoy hasta el próximo 5 de diciembre.

En el encuentro participan 76 investigadores de 29 instituciones pertenecientes a doce países que tienen como objetivo analizar el aprovechamiento de las observaciones realizadas, así como la posible explotación futura de J-PAS (Javalambre Physics of the Accelerating Universe Astrophysical Survey).

El proyecto mostrará a la comunidad científica internacional la extraordinaria calidad del cartografiado J-PAS con datos observacionales reales y la diversidad de aplicaciones que estos pueden tener en campos como la cosmología, la evolución de galaxias y el estudio de la Vía Láctea, entre otras áreas.

En el marco de esta reunión de la Red de Infraestructuras de Astronomía, se harán públicos casi setenta gigabytes de datos, así como un catálogo con información de 60.000 objetos astronómicos (estrellas, galaxias, cuásares, etc.) de los que se ofrecen más de mil parámetros sobre cada uno.

Las imágenes fueron tomadas a lo largo de 2018 y su reducción, calibración y validación se ha realizado a lo largo de este año. En concreto, la zona del cielo catalogada es un grado cuadrado de la denominada “Tira de Groth”, un área que se conoce con exactitud por estudios científicos previos


Publicidad


No Hay Más Artículos