Viernes, 23 de Agosto de 2019

Chunta Aragonesista ha manifestado públicamente que quiere apoyar la investidura del candidato socialista Javier Lambán junto al Partido Aragonés, y así seguir formando parte del Gobierno de Aragón sin que esto suponga dar un “cheque en blanco” al PSOE en las negociaciones que comenzarán la próxima semana y a la que acuden “sin líneas rojas”.


Publicidad


La formación aragonesista celebró este sábado su Comité Nacional en el centro cívico Casablanca de Zaragoza y allí decidieron por unanimidad iniciar las negociaciones con la izquierda y el PAR después de unas semanas en las que sólo ha habido conversaciones informales a la espera de que se dieran las circunstancias adecuadas.

Después de la elección de la mesa de las Cortes el pasado jueves, de mayoría progresista, y de la decisión del PSOE de descartar la presencia de Ciudadanos en el futuro Gobierno hecha pública el viernes, el presidente de Chunta, José Luis Soro, considera que es el momento de iniciar esas negociaciones.

Para acercar posturas utilizarán como “borrador” el acuerdo programático firmado por el PSOE y el PAR, que ha evitado que fructificara un Gobierno de centroderecha PP-CS, ya que para alcanzar la mayoría necesitaba los votos de la formación aragonesista que preside Arturo Aliaga y de Vox.

El presidente de CHA, en declaraciones a los medios de comunicación, apuntó que su formación no podría suscribir ese acuerdo tal y como está redactado ahora, ya que, a su juicio, faltan muchas cuestiones, si bien ha señalado que es un buen “punto de partida” para alcanzar un acuerdo programático.


Publicidad


Pero, además de eso, se ha mostrado partidario de continuar dando más pasos, y dejando a un lado la ambigüedad afirmó “claramente” que la opción de CHA es apoyar la investidura de Javier Lambán y formar parte del próximo Gobierno de Aragón.

“Nos sentimos plenamente legitimados para hacer este planteamiento; entendemos que los casi 42.000 aragoneses y aragonesas que nos votaron en las autonómicas, nos votaron para que siguiéramos en el Gobierno“, enfatizó.

No obstante, insistió en que esta voluntad de CHA de apoyar la investidura y de entrar a formar parte del Gobierno no es un “cheque en blanco” y que, en cualquier caso, esa decisión dependerá del Comité Nacional, el máximo órgano entre asambleas que volverán a convocar una vez finalizadas las negociaciones.


Publicidad


Éstas comenzarán con el PSOE la próxima semana con reuniones “discretas”, en las que se hablará de cuestiones programáticas conscientes de que existen “discrepancias” y puntos que generan “fricciones” como la política impositiva o la unión de las estaciones de esquí. “Pero no vamos a ir con líneas rojas a la negociación”, sino con “buena fe”, recalcó.

Por último, a la pregunta de si cree que el PAR vería con buenos ojos que CHA entrara en el Gobierno, aseveró: “No he oído que nadie vete a CHA, pero es algo que no hemos hablado”