Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

El Ayuntamiento de Zaragoza ha procedido al derribo de la fachada y el andamio del inmueble de la calle Pignatelli 78, en el Casco Histórico de la ciudad, declarado en “estado de ruina” por un juzgado de lo contencioso-administrativo.


Publicidad


A los trabajos de derribo ha acudido el consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, quien ha indicado que este inmueble es “el culmen de la desidia de este barrio”, al recordar que hace años la fachada ha sido declarada estado de ruina y desde 1998 “no tiene ningún grado de protección”.

Víctor Serrano ha rebatido a las entidades que han criticado este derribo al argumentar que estaba declarado de interés medioambiental.

El consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, explicando la actuación del ruinoso edificio / AZ

“Es falso que lo esté, aunque lo estuvo, y el interés ambiental permite hacer lo que hemos hecho porque amenaza ruina y así lo avalan los informes técnicos. Hemos ido a un juzgado y la juez ha dictado un auto de que amenaza ruina y es peligroso y hay que desmontar el andamio y derribar la fachada”.

El informe técnico explica que el edificio está en “estado de ruina y es peligroso para las personas”. De hecho, el pasado 3 de septiembre hubo desprendimientos. Tras certificarse este estado por el juzgado de lo contencioso administrativo se ha dictado un auto que “obliga a los propietarios o al ayuntamiento a derribar ambos elementos por ruinosos”.

El solar del inmueble está quedando adecentado para darle un uso para el barrio / AZ

Víctor Serrano ha dejado claro que se trata de una ejecución “subsidiaria” porque el coste lo pagarán los propietarios del inmueble, tanto el desmontaje del andamio como el derribo de la fachada.


Publicidad


No Hay Más Artículos