Viernes, 23 de Agosto de 2019

El ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, visitó ayer las instalaciones del Laboratorio Subterráneo de Canfranc, una de las cinco Instalaciones Científico Técnicas Singulares de Aragón. El LSC es el único laboratorio de sus características en España, y el segundo más grande de Europa. 

El ministro Pedro Duque señaló “el enorme interés” que le ha despertado el LSC y “el nivel de la ciencia que se realiza en muchos puntos de España”.

Además, destacó la calidad de los proyectos donde “de dos a cuatro de ellos pueden suponer novedades en el campo de la física”.


Publicidad


También demostró su satisfacción la consejera de Ciencia del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, quién resaltó “la investigación frontera” que desde hace diez años se realiza en Canfranc.

LSC: UN GIGANTESCO TUNEL ‘CIENTÍFICO’ EN EL PIRINEO

La gestión del LSC -a 800 metros de profundidad- se realiza a través de un Consorcio del que forman parte el Gobierno de España, el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza. Cuenta con 1.600 metros cuadrados de espacio subterráneo para experimentos, distribuidos en tres laboratorios, y también con un edificio en Canfranc Estación de 1.800 metros cuadrados.

El Laboratorio Subterráneo de Canfranc se puso en marcha en 1986 por el Grupo de Investigación en Física Nuclear y Astropartículas de la Universidad de Zaragoza. Actualmente, unos 300 investigadores de 20 países distintos utilizan sus instalaciones en diez proyectos distintos.

En estos momentos, los dos de más relevancia científica son NEXT, que busca la desintegración doble beta sin neutrinos con gas xenón enriquecido en una cámara TPC a alta presión; y ANAIS que busca la materia oscura a través de la modulación anual de la señal utilizando más de 100kg de cristales centelleadores de Nal.

Además, el centro colabora con otros científicos que necesitan este tipo de instalaciones para aislarse del ruido ambiental y de las radiaciones.

También hay que resaltar que el Laboratorio Subterráneo de Canfranc ejerce a su vez de foco de atención para muchos visitantes. Desde 2010 se pueden realizar visitas guiadas a sus instalaciones. Cada año recibe a miles de visitantes y las solicitudes para visitarlo van en aumento.


Publicidad


Es un enclave ideal para estudiar los neutrinos, partículas que atraviesan la tierra a su paso desde el espacio exterior debido a su poca masa y su débil interacción con la materia. En el LSC también se trabaja en la detección de materia oscura, un auténtico misterio para la física, cuyo esclarecimiento daría respuesta al 85% de toda la masa del Universo, y que desconocemos hasta ahora.