Jueves, 21 de Noviembre de 2019

La Archidiócesis de Zaragoza ha presentado su balance de ingresos y gastos correspondientes al año 2018 en el que han presentado un mínimo déficit consolidado de 67,721 euros y en el que los ingresos fueron de 20,713 millones de euros.


Publicidad


El vicario general de la Archidiócesis de Zaragoza, Manuel Almor, y el ecónomo diocesano, Jaime Sanaú, han presentado estas cuentas días antes de la celebración este domingo, 10 de noviembre, del Día de la Iglesia Diocesana.

Para la celebración de este día, la Archidiócesis presenta el doble lema “Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro” en lo que se quiere mostrar “una iglesia con corazón y dirigido a los que más lo necesitan, a los pobres“, ha defendido Manuel Almor, y con el que pretenden trazar la línea del futuro.


Publicidad


Para conseguir sus objetivos ha insistido en que necesitan contar con la colaboración de “todos los fieles y todos los que componen la Iglesia, de todos los que se sienten diocesanos“, ha dicho Almor.

Para ello se ha elaborado un vídeo en que se recuerda los casi cinco millones de visitantes que recibe cada año la Basílica del Pilar en Zaragoza, mientras que sus gastos de apertura suponen cada día “2.200 euros, sin cobrar entrada”, mientras que han valorado a través de un estudio que turismo vinculado a la Iglesia, a sus monumentos y sus edificios, en su demarcación supone unos 1.600 millones de euros dentro del Producto Interior Bruto de Aragón, y el de las fiestas religiosas en unos 451 millones.

Por su parte, Sanaú ha calificado como “no relevante” el déficit que presentan en 2018 en las cuentas, aunque lo que tratan de conseguir en una institución “sin ánimo de lucro” es un equilibrio entre los ingresos y los gastos.

Además ha recordado que estas cuentas son las de la Archidiócesis de Zaragoza y en la que no se contabilizan las cifras de Cáritas, Manos Unidas, las Fundaciones Canónicas, las Cofradías o las Congregaciones Religiosas, porque cuentan con otro NIF, aunque “trabajamos en lo mismo”.

Respecto a las cuentas ha destacado que en los ingresos se ha producido con respecto al ejercicio anterior una subida en el total del 36,5 al 39,27 por ciento en la partida más importante, la de las aportaciones de los fieles, mientras que han bajado las suscripciones periódicas o las colectas.


Publicidad


En cuanto a las actuaciones que se están realizando, Sanaú ha destacado que en el presente 2019 se han acabado las obras de restauración que se han realizado en la biblioteca y la escalera en la Casa Sacerdotal de San Carlos, en las que se ha aprovechado para facilitar la movilidad de los sacerdotes que viven allí y la climatización de las estancias, así como para actuar en la fachada o la limpieza de su retablo barroco.

También ha anticipado que en 2020 en la zona rural está previsto actuar en Daroca para que los tres sacerdotes que dan servicio a la zona y que cubren 28 pueblos tengan habilitada su vivienda.

En cuanto a los gastos ha recordado que en el capítulo de gastos en acciones pastorales y asistenciales, que suponen un 9,7 por ciento, unos 2 millones de euros, están fuera de las acciones que realizan entidades como Cáritas o Manos Unidas, entre otras.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos