Domingo, 22 de Septiembre de 2019

El gobierno de Zaragoza capitaneado por el alcalde Jorge Azcón (PP) junto a la vicealcaldesa Sara Fernández (Ciudadanos) ha avanzado su primer compromiso de gobierno: el reforzamiento de la Policía Local de la ciudad.


Publicidad


En una comparecencia pública de ambos líderes municipales, en el cuartel general de la Policía Local de Zaragoza, el conocido como cuartel Palafox, se ha desgranado las políticas que emprenderá el nuevo gobierno municipal respecto a la Policía Local. Un área que dependerá de la concejal popular Patricia Cavero.

EL APOYO DEL GOBIERNO

Según han confirmado el alcalde y la vicealcaldesa de la ciudad, el objetivo de reforzar a la Policía Local no sólo tiene que ver con una serie de mejoras operativas en el cuerpo sino con la posición pública que se merece el cuerpo.

“Haremos todo lo posible para recuperar la imagen que se merece y que la ciudadanía respeta de la Policía Local”, ha explicado la vicealcaldesa Sara Fernández (Cs).

Por su parte, el alcalde Jorge Azcón (PP) ha querido reivindicar la figura del cuerpo tras los últimos años del gobierno de Zaragoza en Común, con el alcalde Pedro Santisteve, donde “se celebraron fiestas contra la Policía Local cediendo locales municipales”. Y ha sentenciado: “Eso se ha acabado”.

Esto quiere decir que el gobierno municipal de PP y Ciudadanos pretende restaurar la UAPO -Unidad Operativa de la Policía Local-, facilitar que la Unidad de Caballería de la Policía Local vuelva a desfilar en los próximos eventos oficiales si así lo dispone el cuerpo o la reincorporación de efectivos de manera “inmediata” para reforzar al cuerpo.


Publicidad


La restitución formal de la UAPO, así como la vuelta al vestuario anterior que fue sustituido por ZEC, se procederá en cuanto los servicios jurídicos del gobierno municipal solventen aspectos técnicos. 

Por otra parte, según ha avanzado el alcalde Azcón, se pretende impulsar una nueva convocatoria de oferta de empleo para el cuerpo de Policía Local. En palabras de Jorge Azcón, desde 2007 no se ha procedido a ninguna convocatoria. Lo cual ha hecho que el cuerpo se resienta en efectivos.

En 2007 había 1.300 policias adscritos al cuerpo municipal. A día de hoy, tan sólo 984 efectivos. El año pasado hubo 17 nuevas altas de policías locales en el cuerpo por primera vez desde hacía más de una década. Según fuentes municipales, hay 311 vacantes que deberán ser restituidas en pocos meses.