Viernes, 23 de Agosto de 2019

Los presidentes de la diputaciones de Teruel y Huesca, Ramón Millán y Miguel Gracia, han mostrado su preocupación ante la posibilidad de que ambas provincias puedan ver mermado el número de diputados autonómicos ante la pérdida de población sufrida, y han reivindicado una distribución equilibrada de representantes en las Cortes de Aragón.


Publicidad


Ambos responsables provinciales han consensuado un manifiesto para exponer las repercusiones negativas que supondría para sus respectivos territorios la reducción de su representación en el Parlamento regional.

Advierte el manifiesto de que las cifras del último padrón “llevan” a que las Cortes de Aragón modifiquen la reasignación de diputados por provincias al perder Teruel casi mil habitantes y 357 la de Huesca, y crecer en un año la de Zaragoza en 1.325 nuevos habitantes.

En la actualidad, de acuerdo con el Estatuto de Autonomía y la Ley Electoral de Aragón, 14 diputados corresponden a la provincia de Teruel, 18 a la de Huesca y 35 a la de Zaragoza.

En su escrito, ambos presidentes provinciales expresan su “firme compromiso” de defensa de los intereses de sus respectivos territorios de acuerdo a los criterios de solidaridad y equilibrio territorial.

Por esta razón, instan a las Cortes de Aragón y a todos los grupos representados que den prioridad a “la fórmula que mejor posibilite un verdadero equilibrio político y territorial”, mediante la apertura de un debate para que “no aumente la brecha de la representación entre la gran ciudad, Zaragoza, y el resto del territorio”.


Publicidad


A juicio de ambos representantes políticos, “la prevalencia de la supremacía de Zaragoza sobre Huesca y Teruel sólo acentúa y acrecienta el desequilibrio territorial”.

EL MODELO VASCO

Los presidentes de ambas diputaciones proponen basar el nuevo modelo en el establecido en comunidades como el País Vasco, donde cada provincia, subrayan, “tiene el mismo número de representantes en el parlamento y donde además hay una efectiva descentralización administrativa de Gobierno”.

El manifiesto acuerda trasladar a los grupos parlamentarios la “necesidad” de modificar las leyes que establecen la distribución de diputados autonómicos por provincias de cara a abrir un “periodo de reflexión” sobre las medidas a adoptar para la “corrección de desequilibrios políticos y territoriales”.

Todo, añade el escrito, “con el fin de que la composición del Parlamento aragonés no siga abriendo una mayor brecha de representación política basada, aún con correcciones, en criterios de población, y estableciendo mayores criterios de solidaridad y equilibrio que, cuando menos, frenen esta dinámica”.


Publicidad


La iniciativa, que se someterá a debate en ambas diputaciones provinciales, insta a las instituciones autonómicas a comprometerse con los criterios de vertebración territorial y con la necesidad de “escuchar” a los territorios menos poblados.