Sabado, 07 de Diciembre de 2019

El Paraninfo de la Universidad de Zaragoza acoge la exposición itinerante “L’aragonés, un patrimonio común“, en la que se trata de dar a conocer la situación actual del aragonés. Y, de una manera no tan profusa, del catalán en Aragón.

En concreto, ensalza más el valor histórico del aragonés en la muestra con las primeras evidencias orales que se remontan al siglo VII cuando ya era una lengua consolidada, aunque no fue hasta el siglo X cuando se empleó en textos escritos. 

Las primeras palabras escritas de aragonés se remontan a su aparición en Las Glosas Emilianenses que se encuentran a modo de anotaciones al lado de algunas palabras de textos escritos en latín en el monasterio de San Millán de la Cogolla en La Rioja. 


Publicidad


EL ARAGONÉS Y EL CATALÁN

Con la muestra se trata de poner en valor que Aragón, una comunidad en la que además del idioma español también conviven en diferentes zonas de la Comunidad el aragonés y el catalán, posee una extraordinaria riqueza y diversidad lingüística, de la que los propios aragoneses no son totalmente conscientes o no valoran en sus justos términos, según recoge la nota de prensa de la Universidad de Zaragoza.

En la muestra se ponen de relieve los primeros vestigios contando su origen histórico, mostrando documentos escritos desde la Edad Media hasta nuestros tiempos, también se pueden ver algunos documentos inéditos o que nunca han sido expuestos, y que han aflorado durante las labores de preparación de la exposición.

La muestra es organizada por el Gobierno de Aragón y la Cátedra Johan Ferrández d’Heredia de la Universidad de Zaragoza, se enmarca dentro del Año Europeo del Patrimonio Cultural.


Publicidad


DOCUMENTOS INÉDITOS

A través de una línea de tiempo mostrará documentalmente el pasado y el presente de la lengua, a través de su fonética, de las distintas variedades dialectales, la literatura culta y popular y su música, con el objetivo de divulgar y fomentar entre los visitantes el respeto, la convivencia y el entendimiento.

Ahora se pueden contemplar algunas joyas como textos en aragonés del siglo XII; una carta de 1309 dirigida al rey Jaime II, los Fueros de Miravete de la Sierra del siglo XIII; documentos relativos a la construcción de la muralla o el puente de Piedra, ambos del siglo XV; villancicos barrocos del siglo XVII; o manuscritos de Joaquín Costa, entre otros.


Publicidad


José Ignacio López Susín, director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, explica que el aragonés fue la lengua general del Reino y en la que se escribieron “los Fueros, en los que se pronunció la cancillería” además de contar con una rica producción literaria que llevó a que “los primeros textos clásicos griegos que se tradujeron a una lengua romance fue al aragonés”.

Fernando Rivarés defiende la labor que se está desarrollando desde el Ayuntamiento para promocionar la lengua aragonesa y que si bien es “una lengua minorizada, no es una lengua muerta y hay que hacer lo posible porque siga viva”.


Publicidad


Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos